El pasado y el presente

07 Abr 2008

A fines del siglo XVIII, las aguas del Río Salí llegaban hasta las actuales avenidas Soldati y Brígido Terán. Cuando el encauce comenzó a retirarse hacia el naciente, los terrenos se transformaron en extensos pantanos. La erradicación del agua estancada se logró a comienzos del siglo pasado, con la apertura del parque 9 de Julio. La zona de El Bajo es conocida así porque esa es la parte más baja de la ciudad.

En sus inicios, El Bajo actuó como un área de conexión, primero entre el campo y la ciudad, porque allí llegaba la producción rural, y luego entre la ciudad y el territorio interprovincial a través del ferrocarril (estación de la línea Central Norte, 1892). Esta situación se acentuó en 1963, con la construcción de la Terminal de Omnibus, que ocupó parcialmente la plaza La Madrid.

Los ómnibus se fueron de El Bajo cuando se trasladó la terminal a su actual emplazamiento, en la avenida Brígido Terán, en octubre de 1994. Desde entonces, el sector comenzó un lento retroceso, aunque la actividad comercial en la zona sigue siendo muy fuerte.

En el marco del programa “Renovación de Areas Urbanas”, Alfredo Toscano, subsecretario de Servicios Públicos de la Municipalidad, señaló que también pretenden recuperar fachadas de casas antiguas ubicadas en las primeras cuadras de las calles Balcarce, Moreno, Entre Ríos y Monteagudo. Toscano explicó que los vecinos eligen el color con el que se pintarán sus fachadas. Los tonos responden a los estilos italianizante (verdes y borravino), ecléctico y de secesión vienesa (gris o beige) o art déco (colores pastel).

“Es una región emblemática de Tucumán, que corre peligro de perderse por la piqueta. A El Bajo llegaba toda la gente del interior en el tren, era un verdadero crisol de razas. En la plaza La Madrid se generaba una zona comercial”, rememoró el arquitecto Elio Ceballos Paz.

En la puerta de su humilde casa, en El Bajo, a Hilda Robles le brillan los ojos cuando ve que, de a poquito, hay algunas mejoras en el barrio que la vio crecer. Y expresa un deseo: “aquí hay mucha historia; era el lugar de concentración del pueblo. Esto debería ser como un gran museo en el que se rememoren las tradiciones de nuestro pueblo”.

Comentarios

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte