Diablura en el Nuevo Gasómetro

Festejos en Tucumán. El fútbol apareció en el momento justo.

02 Dic 2002
1

A LA CALLE. Los simpatizantes tucumanos del “rojo” se autoconvocaron a la plaza Independencia. Allí exteriorizaron su alegría por el título que alcanzó ayer el elenco de Avellaneda.

El buen fútbol de Independiente retornó justo en el momento de mayor necesidad y urgencia. Y gracias a ello pudo consagrarse campeón de un torneo argentino, el Apertura, después de ocho años. El "diablo" metió la cola en el Nuevo Gasómetro y goleó jugando como visitante a San Lorenzo de Almagro por 3 a 0.
Por su parte, Boca Juniors, el otro aspirante a la corona, venció fácilmente a Rosario Central por 3 a 1 en la Bombonera. Pero debió conformarse con un amargo subcampeonato, lo que para los equipos grandes suele saber a frustración.
Independiente necesitaba sólo un punto para coronarse. Sumó tres en un colmado estadio, porque volvió a plasmar ese juego contundente y hasta lujoso de la primera parte del torneo, un estilo que su nutrida hinchada festejó con sonora algarabía.
El volante izquierdo Federico Insúa, de sensacional actuación, marcó el primer gol. Fue cerca del final del primer tiempo. Andrés Silvera, el artillero del torneo con 16 anotaciones, aumentó a poco de iniciado el complemento. Y cerró la cuenta el mediocampista derecho Lucas Pusineri.
Independiente afrontó la última fecha con el primer puesto asegurado. Boca llegó a esta instancia con la ilusión de que "el rojo" perdiera para acceder a un choque de desempate que, eventualmente, iba a jugarse al domingo siguiente en el estadio de Vélez Sarsfield.
El merecido aunque no brillante campeón sumó 43 puntos contra 40 de Boca, en una campaña que incluyó 13 victorias, 4 empates y apenas dos derrotas, contra River y contra Banfield.
Los últimos cinco campeonatos locales fueron conquistados por los denominados cinco equipos grandes: Boca (Apertura 2000), San Lorenzo (Clausura 2001), Racing (Apertura 2001), River (Clausura 2002) e Independiente (Apertura 2002)Por su parte, River Plate quedó tercero con 36 puntos, después de golear el sábado 4 a 1 a Racing Club en Avellaneda.

Apostillas al día
SATISFACCION.- Federico Insúa, la figura de la cancha en el partido de ayer, comentó que pasará un buen tiempo para medir este logro en su real magnitud. "Salir campeón es una satisfacción muy grande. Todavía no nos damos cuenta. Estábamos con mucha ilusiones y por suerte hoy pude anotar en el partido consagratorio", analizó el "Pocho". El ex jugador de Argentinos Juniors destacó que lo conseguido se debió en buena parte a que "se formó un grupo lindo, que siempre luchó parejo y tiró para el mismo lado".
TEMPLE.- Hernán Franco reconoció que el equipo "se cayó un poco" en el tramo final del campeonato, pero destacó que, en ese momento crítico apareció el temple del grupo. "Al principio Independiente jugó muy bien y lo reconocieron todos, aunque después nos caímos un poco", dijo. Franco comentó que, a pesar de haber conquistado el título en la última fecha, se sintió campeón en la penúltima jornada. "Fue cuando Pusineri le empató el partido a Boca con un cabezazo. Ese cabezazo fue clave, porque de haber perdido podríamos habernos caído anímicamente", confesó.
MENSAJE.- El golero Leonardo Díaz mandó un mensaje por elevación a todos aquellos simpatizantes "rojos" que cuestionaban su desempeño. "Este título sirve para desacreditar a todos los que prejuzgaron, principalmente a mí, que fui bastante cuestionado. Se me subestimó porque yo empezaba de cero en este club", dijo el ex jugador de Colón de Santa Fe.
EL ARTILLERO.- Andrés Silvera, goleador del Apertura, consideró que el equipo ?rojo? fue un justo campeón y se mostró realmente contento por haberse consagrado el principal artillero del campeonato. El delantero se refirió especialmente a su última conquista. "Contribuyó para ganar el título -dijo-. El punto más alto fue la actitud que tuvo este grupo bárbaro. Nunca me sentí campeón antes del último partido".
EMOCIONADO.- "Este es el mejor momento de mi carrera. Logramos el título con Independiente y fui convocado para el seleccionado. No quiero dejar de disfrutarlo. Es algo increíble", comentó Lucas Pusineri, quien en enero de este año consiguió la Copa Mercosur con San Lorenzo. Pusineri, de 26 años, reconoció que sobre el final del torneo el equipo rojo tuvo altibajos, pero aclaró que la goleada de ayer demostró que Independiente fue el mejor equipo del torneo. "Y lo demostramos en este cotejo, ante un equipo de los quilates de San Lorenzo", añadió.
UNA FINAL.- Juan José Serrizuela dijo que el título con Independiente fue una de las emociones más grandes de su vida, y sostuvo que en el cotejo ante San Lorenzo sentía que estaba jugando la final del mundo. "Independiente es campeón porque fue el que mejor jugó a lo largo de este Apertura", comentó el lateral derecho.
EL MEJOR.- Ricardo Bochini, el máximo ídolo de la historia de Independiente, aseguró que el equipo de Américo Gallego fue el mejor equipo del torneo. "Independiente fue el mejor, a pesar de que bajó el nivel en el tramo final. El muy buen juego que desarrolló en las primeras fechas le permitió sacar una diferencia que fue clave para esta coronación", dijo Bochini.
EL OBJETIVO.- El flamante presidente de Independiente, Andrés Ducatenzeiler, manifestó que el nuevo objetivo es la recuperación de la institución que preside y que el conjunto de Avellaneda apuntará a la Copa Libertadores. "Ahora, el objetivo de Independiente será recuperar el nivel internacional que siempre nos caracterizó. Hay que ir por la Copa Libertadores, a donde siempre llegamos como campeones, y no por liguillas u otra forma de clasificación", sostuvo un eufórico presidente "rojo".