Soledad Silveyra deja "La ley del amor" porque se siente agredida

La actriz tuvo diferencias con el productor de la tira, Quique Estevanez. Explicó que su personaje comenzó a diluirse.

13 Jul 2007
1

ENOJADA. Soledad Silveyra dijo que su dignidad está antes que nada. LA GACETA / ANTONIO FERRONI

Buenos Aires.- "Me retiro de la novela con todo el dolor del mundo, porque uno antes que actriz es una persona y no me puedo prestar al maltrato y a las agresiones", expresó ayer la actriz Soledad Silveyra en relación con su desvinculación de "La ley del amor" (Telefe), tira de Quique Estevanez que abandonará hoy.
"Está mi dignidad antes que nada. Por salir en la pantalla no voy a aceptar algunas cosas. Lo que desgraciadamente sucede es que no nos ponemos de acuerdo con Quique. Creo que él no me quería tener en la novela, no le encuentro otra explicación", reveló la artista.
Esta decisión es el resultado de una suma de discusiones que Solita -quien comenzó protagonizando la tira junto a Raúl Taibo, Arturo Bonín, Sabrina Garciarena y Sebastián Estevanez- tuvo con el productor a raíz de los sistemáticos cambios y giros abruptos que sufrió la historia desde su inicio.
"Te contratan para hacer una novela y esa novela cambia totalmente. Uno defiende la coherencia de su personaje", argumentó Silveyra, quien en "La ley del amor" interpreta a la jueza Renata Guerrico. "Cuando hay desacuerdos es muy difícil seguir. Si bien una está contratada, tengo voz y voto. Soy una mujer disciplinada, pero si no tomara esta decisión no sería la Solita que soy", agregó la actriz, quien ya había compartido un rotundo éxito con Estevanez con "Amor en custodia".
El anuncio de su partida se concreta casi en paralelo con la resurrección del personaje de Taibo (el empresario Ignacio Pinedo, que quedó momentáneamente fuera de la trama después de un accidente) y luego del ingreso de Pablo Alarcón como nuevo compañero de Silveyra, quien, de acuerdo con los libros, también deberá abandonar la tira. "Cuando se fue Taibo hubo un momento de discusión. Era una novela que la veníamos peleando desde un principio", dijo Silveyra. (Télam)