Un petardo duplica el sonido máximo que soporta el oído - LA GACETA Tucumán

Un petardo duplica el sonido máximo que soporta el oído

La Fundación de Otorrinolaringología advierte que la pirotecnia es un peligro para la audición y que los traumas acústicos son frecuentes en las fiestas.­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­

31 Dic 2006
1

Fin de año, tiempo de festejo. Desde hace siglos la pirotecnia está presente en las celebraciones y es habitual que diversos eventos durante el año tengan su propio show de fuegos artificiales.

Sin embargo, Diciembre es el mes record de ventas minoristas en este rubro y en consecuencia, comienzan campañas de prevención sobre los accidentes provocados por el mal uso o por defectos de fabricación de los elementos pirotécnicos.

No obstante, hay un riesgo que debe ser difundido y son las lesiones auditivas que causan los fuegos artificiales. El Prof. Dr. Vicente Diamante, medico especialista en oídos y presidente de la Fundación de Otorrinolaringología afirma que "Un petardo necesita milésimas de segundos para explotar, pero la intensidad del ruido es suficiente para dañar la audición de por vida".

Está comprobado que el oído humano está preparado para tolerar hasta 85 decibeles pero algunas explosiones producidas en las fiestas, pueden alcanzar hasta 160 decibeles. El sonido se intensifica si el estallido se produce en lugares cerrados o semicerrados como puede ser el patio de una casa o el balcón de un departamento.

"Muchas veces el ruido es tan sorpresivo que sacuden y hasta destruyen las células sensoriales ubicadas en el oído y que no se regeneran. Esta exposición, sin la protección adecuada, es motivo suficiente para perder la audición y no hay que olvidar que en los niños el aparato auditivo es más vulnerable" dijo el Dr.

Diamante, miembro de la Sociedad Americana de Otología (USA) quien agregó que "En un primer momento el paciente suele sentirse aturdido, con vértigo, con la sensación de tener los oídos tapados y hasta puede presentar sangrado".

Si bien no hay cura para la pérdida de audición inducida por el ruido la Fundación de Otorrinolaringología aconseja prevenir los daños con las siguientes recomendaciones:

Usar protectores auditivos

No exponer a los niños al ruido directo

No provocar explosiones en ambientes cerrados

Consultar ante cualquier lesión a un médico especialista


Fuente: Malena Lobo