"Hoy cuesta más producir cítricos que en años anteriores"

El agrónomo José Luis Foguet fue distinguido por la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria y se incorporará a ella como miembro correspondiente.

04 Sep 2006
1

INVESTIGADOR. Foguet tuvo una larga trayectoria en la Experimental. LA GACETA / ENRIQUE GALINDEZ

La Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria incorporará como nuevo miembro correspondiente al perito agrónomo tucumano José Luis Foguet, en un acto que se realizará mañana a las 19 en el anfiteatro del Centro Cultural Eugenio Flavio Virla, en 25 de Mayo 265 de esta ciudad. Foguet fue investigador de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres durante 40 años y director técnico de esa institución en los últimos cinco años de su carrera, hasta su retiro, en 1994. Actualmente se desempeña como asesor en las citrícolas San Miguel y Ledesma.
La sesión pública extraordinaria para distinguir a Foguet será presidida por el rector de la UNT, Juan Alberto Cerisola, y por el presidente de la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria, Carlos Scoppa. La presentación del nuevo académico estará a cargo del académico correspondiente Antonio Nasca. En el acto, Foguet disertará sobre "Historia breve del desarrollo de la citricultura y del mejoramiento varietal en Tucumán".
En diálogo con LA GACETA, Foguet expresó su agradecimiento por la distinción de la que será objeto mañana y formuló un diagnóstico sobre la situación actual de la citricultura tucumana. "La citricultura está bien, pese a los problemas que la afectan por estos días, que son circunstanciales", comentó y dejó en claro que es natural que se produzcan crisis en las actividades productivas. "Las crisis siempre suceden, de una u otra manera; siempre hay cambios. Lo positivo de la crisis de la citricultura es que no es estructural, o sea, que no surgió por problemas fitosanitarios ni agronómicos, sino por cuestiones de mercados, que se pueden reactivar en cualquier momento", indicó Foguet. La producción de limones atraviesa por segundo año consecutivo de falta de demanda de fruta para industria.
El nuevo académico considera que existen chances de conseguir nuevos mercados externos para la comercialización de los cítricos, pero aclaró que eso significa desplazar a otros competidores, lo que se logra con precios más bajos, mejor calidad y sentido de la oportunidad. "La comercialización de cítricos no escapa a las generales de la ley", subrayó y recalcó que el limón tucumano es de buena calidad, pero reveló que hoy en día cuesta más producir que en años anteriores. "Los costos son mayores, porque las medidas de controles de las frutas también son mayores, por imposiciones de los países compradores. La actividad se va complicando, como la vida, que se complica todos los días, por problemas de inseguridad, de tránsito, etcétera", reflexionó. "Antes era más simple ser citricultor", afirmó.
Foguet opinó que el citrus tiene futuro, pese al proceso de achicamiento en marcha en el sector. "Los mercados son elásticos; la buena situación de la caña de azúcar no se preveía hace cuatro años, y con el citrus puede pasar lo mismo. Así que hay que seguir peleando e investigando para mantener alta la calidad", señaló.