El humor de Quino recorre parte de la historia del país

A las 20.30, en el Museo Timoteo Navarro, se inaugura una muestra del dibujante. Desde sus primeros trabajos hasta 2004.

05 May 2006 7

Risas y reflexión, texto e imagen. Algunas veces con el texto; otras, con la imagen, y generalmente con ambas; pero el resultado es el mismo: los trabajos de Quino siempre provocan risa, aunque en determinadas obras estas sean amargas y se conviertan en sonrisas; aquellas del tipo que conllevan, casi obligadamente, reflexiones.
Esta noche a las 20.30, en el Museo Timoteo Navarro, se inaugurará la exposición "Quino 50 años", organizada por la Fundación Andreani. Esta muestra, que comenzó su itinerario en julio de 2004 en Buenos Aires, ha sido vista ya en Córdoba, Rosario, Mar del Plata, Casilda, Mendoza y San Rafael, por aproximadamente 500.000 visitantes.
La muestra incluye material original producido durante 50 años de trabajo de este gran dibujante argentino (todas las obras pertenecen a su archivo personal). El objetivo es llevar la obra de Quino al alcance de todos, brindando la posibilidad de una integración cultural nacional, según explicó la coordinadora Dolores García Cuerva.
La exposición contiene 152 cuadros, con centenares de dibujos, y abarca desde su primer trabajo ("La naturaleza y la calle", para la revista "Esto es", de 1954) hasta los realizados en 2004. Además, en la sala Aurelio Salas del Museo se proyectarán los videos "Quinoscopios" y "Mafaldas", y en la sala central se exhibirán libros del autor para que el público pueda consultarlos sin problemas.
"Las temáticas sobre las que trabaja el artista son las mismas en estos 50 años: son universales, pero puede advertirse de qué manera ha evolucionado su dibujo, que de líneas simples en la década del 50, se fueron complejizando cada vez más", sostuvo la curadora de la muestra y representante de Quino, Julieta Colombo, quien trabaja a su lado desde hace 20 años. "Hay que aclarar que Quino dice siempre que es un mal dibujante", añadió la curadora.
Haciendo el recorrido que, de alguna manera, atraviesa una gran porción de la historia argentina, los espectadores podrán apreciar los dibujos publicados en las revistas "Tía Vicenta", en la que, en "Escudos" (1966), plantea nueve de ellos: escudo gorila, escudo socialista, escudo comunista, escudo frondicista y escudo católico, entre otros; en "Rico Tipo" (1963-1964); en "Usted" (1969-1961), en la que el conflicto del petróleo aparece como una de las preocupaciones; en "Vea y lea" (1961), donde tal vez, aparece la única caricatura que Quino hizo de un presidente: Arturo Frondizi.
En "Panorama", hay dibujos relacionados sobre controvertidos hechos, como la Masacre de Trelew.
Y por supuesto, una parte importante de toda la muestra está dedicada a uno de los personajes más conocidos, Mafalda, en una serie temática.

Reordenando una obra de Picasso
En uno de los muros laterales de la sala central del edificio de 9 de Julio 44, se encuentra uno de los trabajos más impactantes de Quino. Conocido como "Guernica", lo realizó para la revista "Viva", del diario "Clarín", en 1982.
Como se puede observar en la foto, en uno de los cuadros, la patrona le pide a la empleada doméstica que ordene el living, que aparece totalmente desordenado luego de una, cabe imaginar, noche de fiesta. En ese cuarto hay una reproducción de la famosa pintura de Pablo Picasso, "Guernica" (cuyos bocetos inició en 1933). La obra tiene una composición decididamente desarticulada y fragmentada, y retrata el bombardeo que sufrió esa ciudad española. Es decir, retrata los horrores de la guerra.Al cumplir las órdenes, la empleada se toma tan a pecho su tarea, que no sólo coloca cada vaso en su lugar, cada disco en el estante y hace desaparecer la basura del piso, sino que, además, reordena el cuadro de Picasso, como si fuera un rompecabezas, ante el estupor de la patrona. "Cuando se le pregunta a Quino por qué incluyó la obra de Picasso en el trabajo, respondió que lo advirtió posteriormente al momento en que lo hizo. Fue en ese período en que el artista había regresado de España, y, según especificó, estaba pensando en reordenar su vida", contó Julieta Colombo.
Por otro lado, en la revista "Panorama", Quino realizó otro dibujo que sorprende: no se ven rostros humanos, y aparecen entrelazados brazos y piernas, y manos, con gestos inequívocos: "El Gran Acuerdo Nacional", lleva por título.