Proponen que el Mercado del Norte se transforme en un paseo regional - LA GACETA Tucumán

Proponen que el Mercado del Norte se transforme en un paseo regional

Los puesteros presentaron a la Municipalidad un proyecto de remodelación del edificio. Quieren invertir $ 7 millones. Un entrepiso para producciones locales

22 Abr 2006
1

INMENSO. El edificio del Mercado ocupa más de media hectárea y forma parte del patrimonio cultural. LA GACETA / JORGE OLMOS SGROSSO

Los puesteros del Mercado del Norte quieren remodelar completamente el edificio de Mendoza y Maipú, y convertirlo en un centro de compras regional. Dicen que ya tienen inversores interesados -una empresa chilena y otra italiana- y que el proyecto podría llevarse a cabo si el Gobierno les aprueba la concesión por unos 30 años, según solicitan. La Provincia y la Municipalidad capitalina recibieron el proyecto, pero aún no lo estudiaron.
"Estamos abiertos a todas las propuestas para la revalorización del Mercado del Norte, que ocupa la manzana más cara de la capital. Entendemos que es necesario un mejoramiento edilicio para ponerlo a tono con la ciudad, porque no puede seguir en las condiciones en que está", señaló el secretario de Gobierno, Germán Alfaro. Comentó que el proyecto es reciente -entró el martes- y que será enviado a Fiscalía Municipal para su estudio. "Pero creo que antes de pensar en una concesión, los puesteros deberían regularizar su situación con el municipio, ya que deben más de $ 1 millón, en concepto de canon y otros impuestos", aclaró el funcionario.

Un paseo regional
Antes que nada, la arquitecta Adriana Alonso, autora del proyecto junto con César Villafañe, aclaró que la remodelación no incluirá la estructura del inmueble, por tratarse de un edificio de valor patrimonial. "Nuestra propuesta es convertir el mercado en un paseo regional, donde además de realizar compras se pueda ver la producción de Tucumán. Proyectamos hacer un entrepiso, donde funcionarán locales de elaboración de comidas regionales y dulces, y también una sala de exposiciones", explicó. Los puntos salientes de la iniciativa son:
Recuperar la fachada del mercado.
Realizar un entrepiso, donde funcionarán locales de producción de alimentos, escuelas de chef, oficinas y aulas para clases de pintura y guitarra, entre otras.
Dotar el edificio de escalera mecánica.
Construir cuatro salas de cine y un anfiteatro.
Reflotar la zona de acopio y provisión de mercadería por Junín, al subsuelo.
Embellecer la peatonal Mendoza con un pergolado.
Pedir la concesión del local de la ex Mutual de Educación para anexarlo al proyecto del Mercado del Norte.
Invertir aproximadamente siete millones de pesos (sin incluir el pergolado).

Se formó un consorcio
El puestero Héctor Gustavo Vázquez señaló que para llevar a cabo la iniciativa previamente se formó un consorcio, integrado por Karina Palma, que es la presidenta, y Félix Abregú, secretario general. La personería jurídica está en trámite. "Hay 240 familias que viven del mercado. Para proteger nuestra fuente de trabajo y el patrimonio cultural, y, a la vez, mejorar el edificio, queremos nosotros mismos encargarnos de la obra, traer los inversores y pedir que nos den una concesión por 30 años, como se hizo en el caso de la ex Terminal de Omnibus", dijo Vázquez. El objetivo de los puesteros no es incorporar otros negocios que compitan con los actuales, pero sí ampliar diversificar la oferta de servicios en el mercado.

PROMESAS SIN CUMPLIR

LA INAUGURACION.- El Mercado del Norte fue inaugurado el 10 de diciembre de 1939, pero su origen se remonta a 1860, cuando funcionaba allí el Mercado del Algarrobo.

PATRIMONIO CULTURAL.- El edificio, de más de media hectárea, es parte del patrimonio cultural de Tucumán. Fue tasado en los años 90 en U$S 5 millones. Aunque se anunciaron muchas obras de remodelación, estas no se cumplieron en su totalidad.

OBRAS INCONCLUSAS.- En 1982, una ordenanza exigía que en 90 días se repararan los techos. Dos años después, se anunció que se cerraría el mercado por reformas. En 1987, el Gobierno informó que los concesionarios modernizarían el local. Las obras se hicieron sólo en parte.

CONVENIO.- En 1991, el interventor de la provincia, Julio César Aráoz, firmó un convenio con los puesteros para iniciar las remodelaciones inconclusas.

QUERIAN UN SHOPPING.- En 1996, el intendente Raúl Topa planteó el proyecto de transformar el mercado en un shopping. La propuesta no se concretó y, en 1998, el intendente Oscar Paz propuso la venta directa de los puestos a cada uno de los comerciantes.

MODERNIZACION.- En 2002, los puesteros anunciaron que estaban dispuestos a invertir $ 500.000 anuales durante cinco años para modernizar el edificio, pero no se hizo nada.

INVERSION EXTRANJERA.- En 2004, se anunció que capitales asociados de Holanda y de Israel, promovidos por el gobernador José Alperovich, estaban interesados en invertir en el mercado.