Avenidas de mano única reciben el aval de algunos profesionales

Arquitectos consideran que la iniciativa planteada en el Concejo de la capital es positiva porque se abre un debate necesario, pero advierten sobre los riesgos de que se apliquen medidas aisladas.

VEHÍCULOS QUE VAN Y VIENEN. La avenida Mate de Luna es una de las arterias más transitadas de Tucumán. ¿Es factible que sea de mano única? VEHÍCULOS QUE VAN Y VIENEN. La avenida Mate de Luna es una de las arterias más transitadas de Tucumán. ¿Es factible que sea de mano única?
26 Enero 2023

¿Es factible pensar en avenidas de una sola mano en San Miguel de Tucumán? Expertos consultados por LA GACETA consideran que sí. Pero advierten que un plan de estas características no debe consistir en una medida aislada, dado que podría generarse en el tránsito un efecto contrario al buscado.

La discusión se originó a partir de un proyecto de ordenanza presentado en el Concejo Deliberante de la Capital, con el impulso del edil peronista Gonzalo Carrillo Leito, afín a la Casa de Gobierno.

En términos generales, la intención es que las avenidas Mate de Luna, Belgrano y Sarmiento sean de mano única.

La arquitecta Marta Casares, directora del Instituto de Planeamiento y Desarrollo Urbano y profesora titular de la cátedra de Urbanística en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), dio un punto a favor de esta idea. “Creo que cualquier iniciativa que intente abordar la problemática de la movilidad en Tucumán debe ser vista favorablemente, porque es el inicio de un proceso de discusión de algo que no se está discutiendo”, dijo. Pero aclaró que se debe tener en cuenta todas las formas de traslado de las que se hace uso.

En este marco, Casares destacó la importancia de abordar la problemática de las sobrecargas en la circulación desde un enfoque “macroestructural”, que contemple obras en el territorio metropolitano y no solo en San Miguel de Tucumán. “Las municipalidades de Yerba Buena, Tafí Viejo y Banda del Río Salí han planteado respuestas sumamente interesantes y que resuelven la escala local; pero la escala metropolitana no ha sido atendida”, destacó. Y planteó: “necesitamos un verdadero proyecto transformador de cómo se vive la ciudad”.

La ciudad como derecho

Si bien Casares valoró la oportunidad de discutir el tema, cuestionó el origen de la propuesta, argumentando que “hay que pensar en otros términos”. “Pareciera que se está pensando solamente en un sector de la sociedad, en ese que se mueve en auto. Hoy los grandes urbanistas hablan de la ciudad como un derecho; pero, ¿en qué derecho ciudadano se está pensando cuando se hace una propuesta en esos términos?”, dijo la especialista que expresó su preocupación porque se subestiman otras formas de movilidad.

Estrategia

Por otra parte, resaltó la relevancia de contar con una estrategia que atienda a la valorización del suelo. “¿Qué implica un proyecto de transformación de la movilidad, si no un proyecto de valoración del suelo? Nos está faltando tener un plan urbano. A tres meses y medio de las elecciones, ¿dónde se discuten los problemas urbanos?”, planteó. Y consideró que en Tucumán la agenda de “gobernabilidad urbana” está ausente del discurso político, pero no de la demanda de la población.

Respecto al transporte público de pasajeros, Casares consideró que es una crisis de larga data en la provincia, que no está siendo analizada desde la lógica del espacio metropolitano. “En la capital de Tucumán vivimos un 70% del millón y medio de habitantes (de toda la provincia); pero el sistema metropolitano también son esos municipios conurbados que tienen vínculo con San Miguel. La problemática del transporte público de pasajeros tiene que ser vista en esa escala, no hay soluciones mágicas”, comentó la profesional.

Un plan urbanístico

Juan Saravia, presidente del Colegio de Arquitectos de Tucumán, comentó a LA GACETA que en un momento Carrillo Leito consultó con el cuerpo de especialistas pero que entonces no prosperó como proyecto. “Hicimos una pequeña intervención; como Colegio le decíamos que esto no tiene que ser un trabajo solo del tránsito, sino uno integrador; se trata de pensar en un plan urbanístico que integre la metrópolis”, contó el arquitecto. Y coincidió respecto a la importancia de un debate que permita dialogar para mejorar la calidad de vida en la ciudad.

Saravia indicó que el Colegio de Arquitectos está convocando a especialistas para trabajar en un estudio integrador, al que también serán invitados los concejales preocupados por el tema. “Hoy es imposible llegar desde la plaza Independencia a Yerba Buena en hora pico; hace falta que participen todos los profesionales idóneos para crear una ciudad amigable, con nuevas tecnologías, con sustentabilidad”, sostuvo. (Producción periodística: Milagro Corbalán)

Comentarios