Deberá pagar $ 200.000 por haber apuñalado a un hombre en un bar

Gastón Vera llegó a un acuerdo con su víctima y accedió a una condena de prisión condicional. Normas de conducta

RESOLUCIÓN. El abogado Ernesto García Biagosch (a la izquierda) y su defendido Gastón Vera arribaron a un acuerdo con la víctima.  RESOLUCIÓN. El abogado Ernesto García Biagosch (a la izquierda) y su defendido Gastón Vera arribaron a un acuerdo con la víctima.

El joven que apuñaló a un hombre por haberle pisado la cola de un perro en una sandwichería de Yerba Buena fue condenado a tres años de prisión de cumplimiento condicional y al pago de $200.000 a la víctima en concepto de reparación.

El 29 de noviembre, Julio César Palomino se encontraba junto a unos familiares comiendo en un local gastronómico de avenida Aconquija al 100. En un momento, se levantó y corrió la silla golpeando a un can que estaba en el lugar.

Gastón Vera, que se encontraba en una mesa vecina, increpó al hombre diciéndole “cuidado con la perra. Hace dos días llegué de Colombia y la perra viene conmigo”. Palomino pidió disculpas y le dijo que sería incapaz de hacerle daño al perro porque él también amaba a los animales.

Vera, según el expediente, reaccionó y se produjo una pelea en el local. Los parroquianos los separaron, pero el acusado extrajo un cuchillo de su mochila y le aplicó una puñalada en el estómago. Luego huyó del lugar.

Asistido por Ernesto García Biagosch y José María Molina, el acusado se presentó ante el fiscal Diego Hevia y, desde un primer momento, solicitaron que el expediente sea cerrado a través de un juicio abreviado donde no sólo se declararía culpable, sino que además aceptaba a reparar el daño que había causado.

“Esa es una de las alternativas que nos ofrece el nuevo código. Es la manera de resolver un conflicto lo más rápido posible. Todos resultan beneficiados. La víctima tiene una respuesta rápida, el acusado una pena justa y, fundamentalmente, se le reducen los expedientes por resolver a la Justicia, para que pueda dedicarse a otros casos más complejos”, explicó García Biagosch en una entrevista con LA GACETA.

Las partes llegaron a un acuerdo y el auxiliar fiscal Fernando Isa lo explicó en una audiencia. Vera aceptó su culpabilidad y recibió una pena de tres años condicional por el delito de lesiones graves. Además, le pagó a la víctima $200.000 en concepto de daño. Ese monto se fijó teniendo en cuenta el dolo que sufrió el herido por no poder trabajar durante un mes.

Isa, con instrucciones del fiscal Hevia, también le impuso, entre otras reglas de conductas, no ausentarse de la provincia, estar a disposición de la justicia, no llevar cualquier tipo de armas y no acercarse a la víctima.

Comentarios