Cautivó en distintos espacios y reinó como “La Señora Televisión”

Belleza, talento, voz aterciopelada y carisma innegable, ha fallecido un emblema de la pantalla nacional

SIEMPRE SONRIENTE. Pinky era ejemplo de elegancia y profesionalismo en una pantalla dominada por hombres. SIEMPRE SONRIENTE. Pinky era ejemplo de elegancia y profesionalismo en una pantalla dominada por hombres.
09 Diciembre 2022

Ayer al mediodía se conoció la noticia del fallecimiento de la locutora y conductora Lidia Pinky Satragno, a los 87 años, en su casa de Palermo, acompañada por su hijo Gastón Satragno según confirmó el titular del SAME, Alberto Crescenti.

En 2021 el hijo había comentado a la prensa que su madre estaba delicada de salud. “Como le ha pasado a la gran mayoría de los ancianos de nuestro país, la pandemia les hizo muy mal. Mamá, antes de la pandemia todavía caminaba, no mucho, pero caminaba… y ahora no”, lamentó entonces. Desde hacía años sufría un cáncer que exigía internaciones periódicas de control.

Muchos escenarios

Pinky había nacido en San Justo, el 11 de noviembre de 1935.

Se destacó desde sus comienzos como modelo y locutora, en teatro y en el cine. En 1959 debutó en el filme “La caída”, de Leopoldo Torre Nilsson. Luego, trabajó en “Ritmo, amor y juventud” y “El demonio en la sangre”.

En teatro actuó dirigida por Alejandra Boero en “Prisioneros en la ciudad”. Fue protagonista en las obras “Ella y yo, dos mujeres”, “Asesinato entre amigos” y “Monólogos de la vagina”. Además, fue la productora de la comedia musical “Annie”. Y en los años 80 tomó clases de actuación con Carlos Gandolfo, Lito Cruz y Augusto Fernandes.

En la pantalla de la pujante televisión, Pinky descolló a fuerza de carisma. Fue uno de los rostros televisivos más representativos de la Argentina. Su primera aparición fue en 1956, cuando Canal 7 era el único en el país. Tenía sólo 21 años y una presencia que no pasaba inadvertida: belleza, innegable magnetismo y una voz cálida que sabía modular con naturalidad.

Empezó dedicándose a la publicidad en vivo, y a fines de la década de 1950 tuvo su propio programa, “Buenos días, Pinky”. Por él obtuvo el título de “La mujer del año” dos años seguidos, y le valió viajes y reconocimientos internacionales. Se unió al periodista Bernardo Neustadt para conducir “Nosotros”, un programa revolucionario para la época: por primera vez la TV intentaba una forma de noticioso que se diferenciaba de la radio. Con Neustadt también condujo “Incomunicados”. Y los 60 la tuvo como una referencia ineludible de la pantalla.

Al color

Pinky era tan importante en la TV argentina que protagonizó el pase del blanco y negro al color por la pantalla de ATC, el entonces flamante nombre de Canal 7, el 1 de mayo de 1980.

“Hoy terminan las pruebas y dentro de unos instantes se hará realidad la televisión color. Y qué imagen verá usted ahora en color y aunque los va a reconocer enseguida, yo quiero decirlo: ¿Cuáles son los colores más hermosos que tiene la Argentina? Esos son, esos que creó mi amado Belgrano, estos, los de la bandera nacional”, narró Pinky mirando a cámara.

Luego, la bandera flameó sobre los compases de Aurora y ella retomó la palabra y la imagen (ya no más en blanco y negro) para decir: “Señoras y señores: he aquí la televisión en color”.

Por Malvinas

Por la misma señal pública condujo junto a Cacho Fontana “Las 24 horas por Malvinas”, el 10 de mayo de 1982, en pleno conflicto bélico con Gran Bretaña. Fue un programa maratónico en el que participaron miembros de la colonia artística y del deporte para recaudar dinero y bienes, con destino a los soldados que luchaban en las islas.

Ni Pinky ni Fontana fueron responsables del polémico e indefinido destino de los fondos recaudados, pero desde entonces fue un asunto que a ambos conductores los apesadumbraba.

La extensa carrera de la locutora y periodista se expuso en programas como “Teleonce informa”; “El pueblo quiere saber”, con Lucho Avilés; “Con sabor a Pinky”; “Pinky y la noticia”; “Teledós informa”; “La década del 70”; “La década del 80”; “A los ingleses con humor”; “Feminísima”; “Pinky y Fontana en persona”; “Parece que fue ayer”; “Telepinky” y “La conversación”, entre otros..

Pinky era la hermana mayor de la modelo Raquel Satragno. Estuvo casada 10 años con el cantante y actor Raúl Lavié, con quien en los 60 ocupaban las tapas de revistas de la farándula. Con él tuvo dos hijos músicos: Leonardo (falleció a los 54 años en 2019) y Gastón. Ambos lideraban la banda pop El Signo, y la de tango electrónico Ultratango.

Ayer la despidieron desde la Asociación Argentina de Actores hasta locutores y políticos, como Verónica Magario, Fernando Espinoza, Luis D’Elía, Elisa Carrió y Laura Alonso, entre otros, lo que habla del recuerdo de haber sido candidata a la intendencia de La Matanza en 1999 por la Alianza, y en 2007 diputada nacional por la provincia de Buenos Aires por Unión PRO.

Adiós a una referente

Acerca de Pinky.- Las noticias refieren al fallecimiento de Pinky con los títulos de “ícono” o “legendaria” figura de la radio y la televisión argentina. ¿Cómo nombrarla? ¿Cuál de todos sus desempeños artísticos (también socio-políticos) nombran y hacen justicia a su memoria? Quizás encarne la incipiente certeza en sus años de inicio de que es imposible sustraerse a los contextos en los que los medios de comunicación son un actor preponderante. Con su voz de matices graves pero de invitación al vínculo de “pensá en lo que te digo”, supo pasar de la locutora de radio a la locutora/periodista en televisión reflejando una etapa clave en los 60: la radio perdía la supremacía dominante en materia informativa. Instalada cómodamente en la pantalla, en los 80 condujo la transmisión especial en donde la TV en blanco y negro tornaba color; inauguró así Argentina Televisora Color (ATC). En 1982 con Malvinas en el centro de la escena y la vida nacional, condujo con Cacho Fontana “Las 24 horas de las Malvinas” para recaudar fondos y donaciones para jóvenes combatientes que nunca las recibieron. Estos avatares donde la complejidad de la legitimación pública que significa todo hecho artístico ha sido moneda corriente de posicionamientos varios, la situó en militancias sociales y políticas sin abandonar nunca la conducción. De manera que ser ícono excede ampliamente a una trayectoria profesional y personal exitosa. Siempre estará relacionada a referenciar sin titubeos alguna etapa de la riquísima y compleja historia y vida de los medios de comunicación en Argentina. (Tina Gardela, locutora, investigadora y docente universitaria de Tucumán)

Un paradigma.- Ella era, para nosotros, un paradigma de la voz robusta, de una voz con personalidad, con un sello personal y con una impronta muy fuerte. Llevó adelante una larga trayectoria, muy coherente, y fue una persona muy respetada por muchas generaciones. A partir de Pinky nació un modo de hacer locución femenina con personalidad; hasta entonces, quizá, la locucion era sólo ponerle voz a las cosas, y Pinky ponía la voz y la persona. (María Eugenia Waldmeyer, locutora y docente tucumana)

Una frase para la historia.- “Señoras y Señores he aquí la televisión en colores…”. Hoy se fue Pinky, la Señora Televisión. Homenaje y mucho amor a su familia en este triste día. (Cristina Pérez, periodista y conductora de radio y televisión)

Una prócer.- La primera estrella de la tele desde los 50, recibió la TV a color, batió récords de horas al aire y de éxito, una conductora soberbia, contundente y carismática. Hoy murió Pinky, una prócer del espectáculo argentino. (Ángel de Brito, conductor televisivo).

Despedida gremial.- Falleció Lidia Satragno, Pinky, conductora, locutora, modelo, actriz y política. Referente histórica de los medios de comunicación, “la señora Televisión”. Nuestras condolencias a su hijo, familiares y seres queridos. (Asociación Argentina de Actores)
de todo y bien.- La realeza de la tele está de luto. Gracias por todo. Por haberlo hecho todo. Y bien. (Luis Novaresio, periodista y conductor)

Comprometida.- ¡Hasta siempre Pinky! Tu compromiso ciudadano, con el periodismo y con la Argentina quedan como legado. Te vamos a extrañar. (Mario Negri, titular del bloque de diputados de la UCR)

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios