El patrimonio histórico de Tucumán en un valioso libro

La obra de casi 600 páginas, dedicada a las seis provincias del Noroeste, busca contribuir a la identidad nacional

UN EMBLEMA. El Teatro San Martín es uno de los edificios reseñados. UN EMBLEMA. El Teatro San Martín es uno de los edificios reseñados.

“Con esta tercera Guía de Monumentos Históricos Nacionales cumplimos una etapa más en nuestro propósito de relevar y difundir el patrimonio integral del país, concentrándonos ahora en las seis provincias del Noroeste Argentino -Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja, Santiago del Estero y Tucumán- en las que más allá de las particularidades locales, su identidad se nutre de rasgos culturales comunes, como el determinante pasado prehispánico y la fuerte impronta colonial”, dice Teresa de Anchorena, presidenta de la Comisión Nacional de Monumentos de Lugares y Bienes Históricos, respecto de esta tercera Guía que se ha publicado recientemente.

Esta publicación, como las dos anteriores, fue realizada con la dirección académica y producción de los arquitectos Sergio López Martínez y Alberto Petrina, de la Comisión Nacional de Monumentos. En el caso de cada provincia, contó con el apoyo de los delegados provinciales, y de sus equipos de trabajo.

Las reseñas históricas y arquitectónicas de los inmuebles y sitios arqueológicos, que integran el patrimonio de Tucumán fueron escritas por Alberto Nicolini, Oscar Chelela, Ana Lía Chiarello, María Laura Cuezzo, Osvaldo Díaz, Mónica Ferrari, Mario Lazarovich, Gabriela Lo Giudice, Sergio López Martínez, Ana Lozano, Juan Marinsalda, Daniela Moreno, Florencia Murillo Dasso, Olga Paterlini, Petrina, Gustavo Raik, Silvia Rossi, Raimundo Rubio, Ricardo Salim, Beatriz Silva, Susana Villavicencio y Ricardo Viola, así como el Equipo de Arqueología del Sur de Cumbres Calchaquíes (UNC-Conicet).

A los edificios más emblemáticos de la ciudad, como la Catedral, la Casa de Gobierno, la Federación Económica, el Correo, los teatros Alberdi y San Martín, el Cristo Bendicente, de Juan Carlos Iramain, y varias iglesias, se suman otros como los sepulcros históricos del Cementerio del Oeste, la Casa García Bernasconi, de San Javier, el chalet del Ingenio Bella Vista, el Viaducto del Saladillo, la Villa de Medinas, los menhires de El Mollar, los sitios arqueológicos de La Ciudacita, de la Ciudad Sagrada de Quilmes y del Cerro Pabellón.

Las fotografías pertenecen a Luis Bruna, Gustavo Estévez, Osvaldo Díaz, Gustavo Fagioli, Mario Lazarovich, Sergio López Martínez, Hans Mann, Juan Perkarek, Petrina, Luis Picarelli, Carolina Ramos, Marius Riveiro Villar, Beatriz Silva, Susana Villavicencio, Ricardo Viola, el Archivo García Fernández, AGN, Cediap, Equipo de Arqueología del Sur, la Corte de Justicia de Tucumán y el Teatro Mercedes Sosa.

El imponente trabajo de casi 600 páginas, con fotografías a color, tiene por objetivo principal “la toma de conciencia del valor patrimonial con que se cuenta, y lo que esto representa como parte de la historia y de la identidad nacional. Estos libros de gran calidad no están a la venta, y fueron enviados, a través de las delegaciones a bibliotecas públicas, universidades, entidades gubernamentales afines y a los dueños o responsables de todos los monumentos históricos de los territorios seleccionados”, dijo el arquitecto Salim, delegado de la Comisión Nacional desde hace 14 años, que realizó el aporte con su equipo de profesionales de la Unidad de Reconversión del Espacio Público, del Gobierno de Tucumán, que conduce.

Comentarios