Tiempo de pensar en tomas, acueductos y diques

23 Noviembre 2022

Juan Carlos Rosario Medina  

Lucas A. Córdoba N° 285-S. M. de Tucumán

En la nota “Con una obra La SAT aspira resolver la crisis de El Corte” (11/11), LA GACETA nos informa que El Corte y los barrios instalados dentro de la Zona de infiltración acuífera, ahora con la seca, padecen falta de agua, y como la toma del Frontino y la toma Piedras están secas, en la urgencia para solucionar este problema la SAT bombeará agua desde el río Muerto, se reparará el acueducto de Anfama y, cuando llueva, se mandara agua de la toma de las Piedras a la Loma de Imbaud.

Sobre esta situación, valga recordar y poner a consideración lo siguiente: Años ha, para solucionar este crónico problema, el ingeniero Domián estudió y proyectó hacer una toma en el río Lules, aguas abajo del proyectado -y que no se le hizo- dique Potrero de Las Tablas, y un acueducto que llegaría a la parte alta de Yerba Buena. Pero como después se votó la ley de privatización y la Dipos fue condenada a ser desaparecida y sus instalaciones y clientela cautiva fueron entregadas a una concesionaria francesa y sus socios, esta toma y acueducto no se hicieron.

Ahora conviene estudiar y proyectar y hacer una doble toma donde se juntan el río Anfama y el río Garabatal, y desde allí largar con un acueducto a pendiente constante, bajar hasta el Potrero de las Tablas y seguir aguas abajo hasta unirse a la toma y el acueducto proyectados por Domián y dar agua a Yerba Buena en forma abundante.

Por otra parte, como en el río Muerto se permitió durante largos años la extracción de áridos a lo grande, se formó un enorme agujero que no actuó como una laguna de pasivación, sino que, al contrario, provocó una enorme retroexcavación que avanzó aguas arriba y destruyó la toma de Las Cañas y su cañería, y entrando por el río de Las Conchas, destruyó la toma de Doña Hortensia y puso fuera de servicio la tome Puerta del Cielo, pues descalzó y mandó abajo el puente colgante que sostenía la cañería que la conectaba a la cisterna de la Loma de Imbaud. Esta caída del puente y la destruccion de la toma de Doña Hortensia ocurrió después de las privatizacione en tiempos de Ubaldini y la CGT Unida.

Sistematizar

Se puede decir que la permitida extracción de áridos durante largos años ha producido un daño irreparable, pero aun así conviene hacer a lo largo de los ríos una sistematización con gaviones bajos, que en un primer momento actuarán como una continua serie de lagunas de pasivación, y luego permitirán la infiltración acuífera, lejos y sin el peligro de que sobre ellas se instalen contaminadores barrios residenciales; y hecha esta sistematización y en concordancia, se pase a reconstruir las tomas de las Cañas, Doña Hortensia, Puerta del Cielo y Antayacu, y se reparen las cañerías destruidas.

Por otra parte, como la Municipalidad de Yerba Buena permitió que se edificara y se levantaran barrios dentro de la zona de infiltración acuífera, como consecuencia se perdió la histórica toma del Monte de los Naranjos, que desde el año 1912 proveía de agua potable a Yerba Buena y la Villa Marcos Paz, y también se perdieron una serie de vertientes en Yerba Buena y La Rinconada, rumbo a San Pablo, lo que actualmente imposibilita hacer tomas donde estaban esas vertientes.

Y es de ver que quienes se han instalado allí ahora alegan y reclaman el derecho de que se les suministre agua potable; esto lo hacen a pesar de que no deben ignorar que al vivir allí, pueden provocar una posible contaminación acuífera de las napas que muy luego, mediante perforaciones y bombeo, suministrarán agua a Yerba Buena, la ciudad de Tucumán, y la Banda.

Preguntas

El problema de la provisión de agua potable y evitar su contaminación es de vital importancia para Tucumán, Yerba Buena, Tafí Viejo, Alderetes, La Banda, Lastenia, San Pablo, Lules, Famaillá, Monteros, Concepción, Aguilares y otras cludades y pueblos, por lo que convendría requerir, de técnicos y especialistas en temas hidráulicos, y en especial de quienes tengan o aspiren tener poder de decisión –legisladores, concejales y quienes aspiren a ser gobierno- si están a a favor o en contra de construir tomas y acueductos, diques y centrales hidroeléctricas, y si han visto el cambio climático y los años de sequía, si piensan para hacer represas, presas, diques con centrales hidroeléctricas o al menos instalar mini y microturbinas hidráulicas y hacer canales de riego y desagues. Y si se debe priorizar y preferir la promoción turística en El Cadillal por sobre la posible contaminación del agua que luego se bebe en la ciudad de Tucumán. Y por último, si en estos meses después de la audiencia por el acueducto, y las promesas, se ha hecho algo o nada a favor del sufriente pueblo de Vipos.

Comentarios