Nueva moratoria: cuenta con media sanción

21 Noviembre 2022

María Inés Salvatierra

Abogada previsional

Desde el mes de junio de este año y antes de la que fue la fecha de caducidad de la moratoria actual, contamos con un proyecto de ley con media sanción en el Senado a esperas de ser tratado en Diputados.

Precisamente porque para el mes de julio del 2022, mes en el que habría caducado la Ley 26.970 de moratoria previsional, no entró en vigencia el proyecto actual, es que la vigencia de la moratoria fue prorrogada hasta diciembre de 2022.

Nos acercamos a fin de año y crece cada vez mas la inquietud entre quienes no pueden acceder a la jubilación ordinaria por las limitaciones propias de la ley 26.970, ya que no depende de su prórroga, sino de la fecha hasta la cual se podría completar los aportes y ese es uno de los puntos que vendría a solucionar la nueva ley, en caso de ser sancionada.

Limitantes

La realidad es que contamos con dos moratorias previsionales, la Ley 24.476 que permite completar años de aportes desde los 18 años de edad de la persona y hasta septiembre de 1993 y la Ley 26.970 que permite completar años de aportes entre los 18 años de la persona y diciembre de 2003 (exclusiva para mujeres y próxima a caducar).

Como podemos ver, ambas son limitantes para aquellas personas que no poseen aportes y por ende para hacer uso de alguna de ellas necesariamente el titular tendría que tener aportes efectivos con posterioridad a la fecha de limitación que cada una posee.

El debate originario y que dilató la puesta en marcha del proyecto de ley trató sobre la necesidad de contar con una cobertura prestacional y medico asistencial para los adultos mayores que hoy no perciben ingreso alguno, es decir la postura sobre la función social que cumpliría la nueva moratoria y por otro lado, de dónde se obtendrían los recursos necesarios para hacer frente desde el momento en que entre en vigencia y para el resto de la vida de los 800.000 ciudadanos (la gran mayoría mujeres) que accederían a la Jubilación ordinaria con la aplicación de la nueva ley, en caso de ser sancionada.

La problemática de fondo del sistema previsional siempre fue la falta de empleo formal y por ende aportes previsionales al sistema, de modo que el Gobierno Nacional cuente con los recursos para hacer frente al pago de las prestaciones previsionales sin necesidad de recurrir a otros fondos. Esa situación no sólo no se soluciona, sino que en la última década se vio agravada por el desempleo y las moratorias que dieron ingreso al sistema a 7 de cada 10 jubilados sin los 30 años de aportes exigibles.

Actualmente la única prestación previsional a la que podrían acceder tanto hombres como mujeres que no cuenten con los 30 años de aportes es la PUAM, pensión universal para el adulto mayor, y para ambos sexos es requisito exigible tener la edad de 65 años. En estos casos se percibe un 80% del haber mínimo previsional, hoy de $34.500 y cuentan con asistencia médica del PAMI.

En caso de sancionarse la nueva ley podrían acceder a la jubilación ordinaria con un haber mínimo de $43.500, abonando durante unos 60 meses (dependiendo del plan de facilidades de pago de la moratoria) la cuota de la moratoria descontada del mismo beneficio previsional, pero se adelantaría, en el caso de las mujeres 5 años el acceso a la misma, dado que la edad es de 60 años.

En este momento nos encontramos en la misma situación de hace unos 4 meses, a la espera de que el proyecto sea tratada en Diputados y desde allí saber si se sanciona la nueva ley.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios