Cartas de lectores II: turismo en la zona de Escaba

03 Octubre 2022

Villa de Batiruana está emplazada en la eco-región de las yungas, a 8 km aguas abajo del dique de Escaba y a 18 km de la Ciudad de J. B. Alberdi. Depende de la comuna rural de Yamina y El Corralito (La Cocha). Fue construida entre los años 1943 – 1948 , para que sirva de campamento al personal que construía el dique. Al privatizarse la ex Agua y Energía , fue abandonada y a partir del año 2006, varias viviendas fueron rehabilitadas por emprendedores privados. Su acceso, es por la Ruta Provincial 308 que tiene un tramo pavimentado y otro enripiado. Como parte de la flora y la fauna que rodea al pueblo, se puede observar la presencia de loros calancates de cara roja, patos barcinos , viudas de rio , batracios, laureles, mistoles, jacarandás, pífitas , etc. El río Marapa que discurre a metros de la villa, resalta el paisaje y el potencial turístico del lugar. Es evidente la falta de interés del gobierno tucumano (provincial y comunal), en que se desarrolle un turismo sustentable (económico, ambiental, social) , en la zona, ya que : 1) No hay gestión de los residuos sólidos urbanos y tampoco un transporte público de pasajeros eficiente 2) La ruta carece de señalización de seguridad vial , vertical y horizontal 3) La cartelera de información preventiva ambiental, brilla por su ausencia 4) El sendero de conocimiento e interpretación de la naturaleza, debe ser mejorado en varios aspectos 5) La flora, la fauna y el patrimonio natural, están expuesto al pillaje, al vandalismo y al comercio ilegal. Se puede ver numerosos ejemplares de algarrobo , dañados y quemados, ya que los visitantes, encienden fuego debajo del follaje, con los riesgos de incendio que esta práctica conlleva. Con relación al servicio de agua potable que existe, desconozco quien controla su calidad y si cumple con los requisitos de potabilización vigente. En la plaza pública, hay un cartel publicitario del gobierno, donde hace saber que para revalorizarla se destinaron 10,6 millones de pesos. Si esto no es una burla para los Ciudadanos Contribuyentes, se le parece mucho. El turismo es un sistema abierto, dinámico y donde los elementos que lo componen interactúan permanentemente. Por ello es imprescindible contar con una Política de Estado Turística, con planes y programas que permitan un desarrollo equilibrado. Teniendo en cuanta lo que nos sucede, puedo afirmar que el turismo como política de Estado, en Tucumán no existe.

Juan Francisco Segura 

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios