03 Octubre 2022

La posible suspensión de las PASO, y la imposibilidad de internas abiertas en la Provincia, forzaron en la oposición un escenario político, que agitó las estructuras partidarias, exponiendo posicionamientos partidarios claros en algunos medios periodísticos. El artículo del periodista Juan Manuel Asis, que publicó LA GACETA el 25/09, aporta datos e informaciones, matemáticamente devastadoras para las aspiraciones políticas de uno de los opositores, poniéndolo en la desagradable situación de tener que adoptar posturas mendicantes, para conseguir una bendición política a control remoto. La suspensión de las PASO, el origen partidario, el padrón de afiliados etc., conducen a la oposición a una interna cerrada entre Sánchez y Alfaro, en donde prevalecerá la cantidad de afiliados, la representatividad territorial, más la lealtad partidaria, para definir al candidato opositor al oficialismo provincial. En este escenario la estructura partidaria, le garantiza al candidato radical su liderazgo en JxC, avalado por la composición del padrón electoral, configurado en dos escenarios posibles: en el primero, y frente a los afiliados del PRO, el postulante radical ganaría con el 84,5% de los sufragios; en el segundo, aun sumando los afiliados del PJS, Sánchez se impondría con el 76% de los votos a su contrincante. Obviamente los números le imponen a uno de los postulantes tener que buscar un “padrino”, y al otro confiar en la lealtad de sus correligionarios, incluso de los que dependen de un “rebusque pasajero”, pero juraron lealtad a Yrigoyen y Alfonsín.

José Emilio Gómez 


Tamaño texto
Comentarios
Comentarios