“Avatar” llega a los cines para deslumbrar a los jóvenes

La película de 2009 de James Cameron se repone en una edición especial para preparar el camino a su secuela. Dos estrenos que generan miedo.

UN REGRESO PARA CALENTAR PANTALLA. “Avatar”, de James Cameron, retorna a los cines mientras se espera su secuela para dentro de tres meses. dfdfdfdfdfdfdfd UN REGRESO PARA CALENTAR PANTALLA. “Avatar”, de James Cameron, retorna a los cines mientras se espera su secuela para dentro de tres meses. dfdfdfdfdfdfdfd

Cuando en 2009 James Cameron realizó “Avatar”, la industria del cine mundial vivió una revolución tecnológica. Su película (la más taquillera de la historia con más de U$S2.000 millones recaudados) fue un punto de inflexión en el trabajo de efectos especiales por computadora (con fuerte innovación en los trabajos de modificación facial) de vanguardia y en 3D, y nada mejor que verla en pantalla grande para entender su impacto en la audiencia global.

Desde hoy se lo podrá hacer: es la novedad más importante en las salas tucumanas, y suena a estreno pese a no serlo porque será la primera vez que una nueva generación de público podrá disfrutarla en todo su esplendor. Y así lo planteó Cameron en una entrevista con The New York Times: “Los jóvenes cinéfilos nunca tuvieron la oportunidad de verla en una sala de cine. Aunque creen que pueden haber visto la película, en realidad no la han visto. Y me sorprendió gratamente, no solo lo bien que se sostiene, sino lo hermosa que es en su estado remasterizado en 4K”. Por eso se anuncia esta vuelta como “Avatar: Special edition”.

Como nada está librado al azar, este retorno se inscribe en una campaña de agite que concluirá el 16 de diciembre, cuando llegue la esperada (y demorada) “Avatar 2: el camino del agua” . Por lo pronto, la entrega original está ambientada en el Siglo XXII, en la pequeña luna Pandora de un planeta gigante de gas, donde viven pacíficas criaturas azules de tres metros, la tribu Na’vi. El lugar es ocupado por un ejército invasor que pretende explotar los recursos naturales, pero uno de los militares se enamorará de una princesa del lugar y el conflicto se desbordará. El elenco está integrado por Sam Worthington, Zoe Saldaña, Sigourney Weaver, Stephen Lang y Michelle Rodriguez, entre muchos otros.

Para mostrar todo lo que quería, el director debió incluso pelearse con el estudio FOX, detrás de la producción y que pretendía acortar la duración del filme. “El estudio consideró que la película debía ser más corta y que había demasiadas cosas volando. Dibujé una línea en la arena y les dije: Hice ‘Titanic’. ¿Ves este edificio, este nuevo complejo de U$S 500 millones? ‘Titanic’ pagó por esto, así que puedo hacer lo que quiera’. Es un proceso muy intenso cuando estás editando una película y tienes que luchar por cada cuadro que queda”, declaró.

“No te preocupes cariño”

Las otras dos novedades juegan en el mundo del terror, el suspenso y la tensión psicológicos. “No te preocupes cariño”, la segunda película de Olivia Wilde en la dirección y con las actuaciones de Florence Pugh, Harry Styles, Chris Pine y Gemma Chan, llega precedida de la polémica por las relaciones tensas dentro del elenco, que de algún modo la impulsan como foco de interés.

El argumento se centra en Alice (Pugh) y Jack (Styles), quienes tienen la suerte de vivir en la comunidad idealizada de Victoria, una ciudad familiar experimental solventada por una compañía donde los hombres trabajan para el altamente secreto Proyecto Victoria, mientras las mujeres se dedican a disfrutar de lujos y belleza, a mediados del siglo pasado. El optimismo por el estilo de vida que tienen el director general Frank (Pine) y su esposa Shelley (Chan) ancla todos los aspectos utópicos de la vida diaria y unida en el desierto.

Cuando empiezan a aparecer grietas en la idílica vida, se exponen destellos de algo siniestro bajo la atractiva fachada y con ritmo de thriller, la historia cobra vuelo. Alice no puede evitar cuestionarse exactamente qué están haciendo en Victoria, y por qué lo hacen, rompiendo la ilusión de un paraíso en la Tierra en tiempos de la guerra fría. Entre secretos y mentiras, el clima se enrarece y las salidas se complican, en un espiral de presión de difícil resolución pacífica.

“La huérfana: el origen”

La tercera opción de la semana es “La huérfana: el origen”, precuela de la conocida película de 2009, dirigida por William Brent Bell y con Isabelle Fuhrman, Julia Stiles, Rossif Sutherland (hijo de Donald Sutherland y medio hermano de Kiefer) y Hiro Kanagawa en la actuación.

Quienes hayan visto la primera producción, ya sabrán que el personaje central se hace pasar por una niña, pero en realidad es una enferma psiquiátrica que había huído de una clínica especializada en Rusia y se instaló en Estados Unidos.

Más que spoiler, es una información necesaria para entender el núcleo de la nueva película, que narra la historia de Leena Klammer (Fuhrman) desde que orquesta su escape brillante, usurpa la identidad de una niña desaparecida de una familia adinerada y se aloja con el matrimonio, sus supuestos padres.

A partir de allí, todo es un juego de engaños descubiertos, mentiras y muertes (el nombre original en inglés es “La huérfana: primer asesinato”, lo que no deja demasiado a la imaginación), siempre girando alrededor de la niña-adulta en la apuesta de que este personaje abra una saga con continuidad en el tiempo.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios