Los hijos de Piñón Fijo reaccionaron al pedido de disculpas de su papá: “Sí pudiera rebobinar la escena, lo haría”

Sol y Jeremías escucharon con atención el audio que publicó el animador, donde se mostró arrepentido por la polémica que desató a raíz de una foto de su nieta.

Piñón Fijo junto a sus hijos Sol y Jeremías, con quienes hoy está distanciado Piñón Fijo junto a sus hijos Sol y Jeremías, con quienes hoy está distanciado a24
18 Agosto 2022

Luego de varios días en el ojo de la tormenta, Piñón Fijo dejó de lado su personaje y les habló a sus seguidores como Fabián Gómez. Por medio de un audio les pidió perdón a sus hijos por haberles generado tanto dolor y reconoció que actuó guiado por un impulso.

Horas más tardes, Sol y Jeremías reaccionaron en sus cuentas de Instagram y los usuarios creen que la reconciliación con su padre está cerca.

La joven, que expuso los maltratos del animador mientras transcurría la semana 32 de embarazo, borró el posteo en el que contó toda la interna familiar. Por su parte, Jeremías se expresó con una frase: “no triunfa quien no tuvo momentos difíciles. Triunfa aquel que pasó por ellos, luchó y no se rindió”.

Asimismo, Piñón aseguró que trabajará para que ellos recuperen la tranquilidad que perdieron esta semana. “Sé por lo que pasaron, y quiero comunicar mi compromiso para que sigan ese camino que están forjando con dignidad y respeto, algo que me enorgullece”, señaló.

Los hijos de Piñón Fijo reaccionaron al pedido de disculpas de su papá: “Sí pudiera rebobinar la escena, lo haría”

Piñón Fijo habló como Fabián Gómez y pidió disculpas

Este miércoles, el animador cordobés publicó un audio en el que abrió su corazón con respecto al escándalo en el que quedó involucrado, luego de compartir una foto de su nieta y exigir verla.

“Como bien me dijeron muchas personas, en todas las familias hay discusiones, desencuentros, reencuentros, búsquedas. Nosotros no somos la excepción. Soy enfático a la hora de defender mis posturas. Cuando estoy convencido de algo no ahorro energía a la hora de pelear por lo que creo justo. Y muchas veces, objetivamente, quizás no lo sea”, empezó su relato.

“Hace unos días antes de dormir mi teléfono me recordó una foto y me tomó con las defensas bajas. El cerebro ordenó, mi dedo obedeció y mi corazón hizo también lo suyo. Sí pudiera rebobinar la escena, lo haría”, dijo sobre la foto que publicó sobre su nieto.

Temas Piñón Fijo
Tamaño texto
Comentarios
Comentarios