Incendio: “Siento impotencia porque no pudimos salvar a esos ángeles”

Dos niños murieron en un incendio en Matheu y Lincoln. Otros dos infantes y una joven fueron asistidos por principio de asfixia. Los vecinos combatieron el fuego

TRABAJOS. Un bombero sale de la casa afectada por el fuego. TRABAJOS. Un bombero sale de la casa afectada por el fuego. LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA

Dos niños perdieron la vida en un voraz incendio ocurrido en Matheu y Lincoln ayer a la mañana. Producto de las llamas, dos menores y una joven fueron asistidos en el CAPS del barrio por principio de asfixia.

Todo pasó demasiado rápido. Los primeros segundos del hecho se pudieron reconstruir por la voz de “Micky”, un vecino del barrio Juan Luis Nougués que salía de casa y escuchó un estruendo. “De repente vi humo, pero pensé que estaban quemando hojas en la vereda. Cuando llegué a la esquina de mi casa vi la llama y ahí escuché los gritos: ‘¡Fuego! ¡Fuego!’”, explicó el hombre, que en todas las entrevistas que brindó pidió que se lo identificara sólo con su apodo.

“Se hizo lo que se pudo. Con un grupo de vecinos hicimos hasta lo imposible pero no había forma de apagar el fuego: era inmensa la llama. Quisimos entrar a sacar a los chiquitos pero no había manera. Lo único que se pudo hacer fue sacar algunas cosas a la vereda para evitar que se quemaran”, describió el vecino. Las víctimas fatales son Joaquín y Emiliano Barrionuevo, de 4 y 2 años. Además, dos niños de 6 y 10 años y una joven de 20 años fueron asistidos.

Aún conmocionado con la noticia, un amigo de la familia explicó que los padres de las criaturas son artistas que trabajaban en una murga. Ayer su grupo había conseguido un trabajo en el complejo Belgrano, donde se desarrollarían los Juegos Evita. Los chicos habían quedado al cuidado de un familiar. El allegado explicó que cuando comenzaba su actuación vieron a la pareja salir corriendo desesperada. “Luego comprendimos lo que había pasado. No esperábamos semejante tragedia”, dijo la fuente.

“Siento impotencia”

“En la casa no se podía ver nada por el humo y el fuego no daba tregua: tiramos agua, arena, escombros, ropa mojada, usamos los matafuegos del dispensario. No sé cómo hizo uno de los vecinos pero sacó una chapa que estaba hervida para intentar pasar a la habitación... y ni así se pudo, era impresionante el tamaño de la llama”, describió “Micky”. “Esto podría haber sido peor porque había otras personas en la casa. El fuego se concentró sólo en una habitación; siento mucha impotencia porque no pudimos salvar a esos ángeles”, agregó, conteniendo un lamento.

El vecino además se mostró preocupado porque dijo que los Bomberos llegaron más de una hora después al lugar del hecho.

Se voló el techo

“Los vecinos manifiestan que cerca de las 9 oyeron una explosión y que al poco tiempo vieron el humo del incendio propagándose. Pudieron sofocarlo, pero lamentablemente no lograron salvar a estas criaturas”, indicó el segundo jefe de la Unidad Regional Capital Juan Ibáñez, quien supervisó las acciones de los efectivos de la seccional 8ª.

“Llegamos y nos dimos con este cuadro tan doloroso por la muerte de dos niños. Aparentemente dormían cuando ocurrió esto. Seguimos investigando la causa del origen del fuego. Por el momento no contamos con algún elemento que contundentemente nos permita plantear una hipótesis sobre cómo se desencadenó esto”, precisó, y añadió que los bomberos analizaban los daños que sufrió el inmueble: “está a la vista que parte del techo se voló por la explosión. Bomberos está analizando si existe algún peligro de derrumbe”.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios