Helguera, aislado, cumplirá la perpetua en la cárcel

El tribunal consideró que el joven era imputable y lo condenó por el crimen de la avenida Aconquija. Debe recibir cuidados especiales

DESENLACE DEL JUICIO. El juez Alejandro Tomas lee la sentencia; a su izquierda están la jueza Carmen Rosa López y el juez Eduardo González. la gaceta / Fotos de José Nuno DESENLACE DEL JUICIO. El juez Alejandro Tomas lee la sentencia; a su izquierda están la jueza Carmen Rosa López y el juez Eduardo González. la gaceta / Fotos de José Nuno

Por unanimidad, el tribunal determinó que Gerónimo Helguera es imputable, que fue el autor del homicidio de Mariela Alejandra Márquez y que intentó acabar con la vida de Luis Fabián Gómez. Por esa razón, condenó al joven de 30 años a prisión perpetua. También lo absolvió del delito de tentativa de homicidio en contra de Juan José Ledesma. Los magistrados ordenaron su inmediato traslado al penal de Villa Urquiza, cuyas autoridades deberán velar por su cuidado y para que reciba la atención correspondiente, ya que padece esquizofrenia paranoide.

Después de escuchar las últimas palabras de las víctimas (se informa por separado) y de que el acusado se negara a hacer una última manifestación previa a la sentencia, los jueces pasaron a deliberar. Después de más de cinco horas de espera, los magistrados Carmen Rosa López, Alejandro Tomas y Eduardo González convocaron a todas las partes para dar a conocer el fallo.

Fue Tomas, tal como estipula el nuevo código procesal penal, el encargado de dar a conocer un anticipo de los fundamentos de la sentencia. Explicó, por ejemplo, que dio como probado que el acusado ingresó dos veces a la galería ubicada en avenida Aconquija y Chacho Peñaloza para dar muerte a Ledesma (en las audiencias se comprobó que le había hecho bullying a Helguera) y que para concretar su plan acabó con la vida de Márquez e intentó hacer lo mismo con Gómez, el portero que lo terminó reduciendo. “Casi no hubo controversias en este punto”, indicó el juez.

El magistrado también explicó por qué decidieron absolver a Helguera en la acusación de tentativa de homicidio en contra de Ledesma. Si bien reconocieron que por varios testimonios determinaron que el penado fue a buscarlo para asesinarlo, nunca puso en peligro su vida.

Lo más polémico

Tomas puso énfasis en la cuestión central del debate: ¿era imputable el acusado? Los jueces no sólo entendieron que sí, sino que en el adelanto de los fundamentos del fallo mostraron su postura. “A pesar de las diferentes opiniones vertidas por prestigiosos especialistas y la falta de acuerdo en un diagnóstico, hemos llegado a la conclusión de que la enfermedad mental que padece no implica que haya desconocido la criminalidad de sus actos”, explicó. “Por el nivel de ideación y de planificación del hecho, más las declaraciones de los testigos que dieron su testimonio en la audiencia sobre los dichos del acusado después de haberse registrado el hecho, llegamos a la conclusión de que sí es imputable”, destacó.

Además, el tribunal ordenó que se giren todas las actuaciones correspondientes a la Unidad Fiscal de Decisión Temprana para que se investigue a los peritos ofrecidos por la defensa por falso testimonio. Ellos son Miriam García (por pedido del fiscal Pedro Gallo) y el forense Gustavo Costal, que presta servicios en el Ministerio Público Fiscal (por solicitud del querellante Humberto Castaldo).

Planteo rechazado

Los jueces rechazaron el pedido que hizo durante sus alegatos el defensor de Helguera, José Ferrari. El profesional había solicitado que en caso de que su defendido fuera condenado, se aplicara la Ley de Salud Mental para que cumpliera la pena en un lugar acorde a su estado de salud mental. “La defensa no explicó qué modalidad de cumplimiento de pena ofrecía para que cumpla su representado”, explicó Tomas.

Los miembros del tribunal ordenaron a las autoridades del Servicio Penitenciario que tomen todos los recaudos necesarios para que Helguera reciba la contención y el tratamiento correspondiente por su estado de salud. También solicitaron que informen toda novedad que surgiera de ahora en adelante.

Helguera se encuentra desde hace varios meses alojado en el penal de Villa Urquiza. Después de haber sufrido un ataque con una faca por parte de otro recluso, fue trasladado a un lugar especial junto a otros dos presos que también tienen enfermedades mentales en un calabozo dentro de la Unidad N°1, que tiene un cartel que dice “Pabellón Psiquiátrico”. “En la puerta de mi casa también puedo poner un letrero que diga Estación Espacial, pero todos saben que no es así”, indicó Ferrari.

El joven, según confirmaron sus allegados, recibe la medicación y es tratado por el profesional del penal y por uno particular. Está aislado del resto de la población carcelaria y sólo abandona el calabozo cuando la población carcelaria está encerrada. Así será su rutina por los próximos meses y, si la condena queda firme, durante 35 años.

Balance de las partes: el defensor del condenado adelantó que apelarán el fallo del tribunal

“Vamos a esperar los fundamentos del fallo, pero con seguridad lo impugnaremos”, adelantó José Ferrari, defensor de Gerónimo Helguera. “De lo que conocemos hasta aquí, hay muchas cosas importantes. Una de ellas es que después de 10 meses de plantearlo, el tribunal nos dio la razón y consideraron a mi defendido como una persona enferma. Esa posición servirá para hacer numerosos planteos en otras instancias. Una de ellas es analizar la pena que le aplicaron”, añadió.

Por su parte, el fiscal Pedro Gallo declaró: “fue un proceso muy complejo en el que logramos demostrar nuestra teoría del caso. Fue un juicio complicado, duro por las circunstancias del hecho. Tuvimos una teoría desde el primer momento que terminó siendo aceptada por el tribunal. Aquí hubo un gran equipo de trabajo por detrás del proceso”. “No puedo dejar pasar por alto el comportamiento que tuvieron todas las partes durante un debate tan polémico como este”, añadió.

Patricio Char, representante de Juan José Ledesma indicó: “sabíamos que existía la posibilidad de que absuelvan al acusado con respecto al delito contra mí representado, pero la pena de perpetua le va a permitir a mi defendido poder continuar con su proyecto de vida personal”. “Por otro lado, consideramos que es un fallo histórico, desde el punto de vista del bullying. Esperamos que las autoridades se hagan eco y puedan implementarse políticas preventivas y de contención de este flagelo”, finalizó. Humberto Castaldo, que representó a la familia de Mariela Márquez y de Luis Fabián Gómez , opinó: “todos quedaron conformes con el fallo al que consideramos justo y que estuvo ajustado a derecho”.

Comentarios