San Cayetano multiplica su convocatoria ante la crisis

El santo del pan y del trabajo tendrá una gran fiesta, que incluye siete misas y la tradicional procesión, que vuelve a realizarse pospandemia.

sdg sdfgsdfg la gaceta / foto de Osvaldo Ripoll sdg sdfgsdfg la gaceta / foto de Osvaldo Ripoll

Con la pandemia, la fe perdió su mayor valor: la vida en comunidad. Lejos quedaron las procesiones, las misas multitudinarias y las acciones colectivas. Ahora, con las flexibilizaciones y con la vacunación, la religión está volviendo a las raíces. Y eso es lo que se verá hoy y mañana en la fiesta patronal de San Cayetano, que volverá a celebrarse como antes.

Patrono del pan y del trabajo, San Cayetano despierta sin dudas gran devoción en los argentinos. Personas de todo el país se congregan cada 7 de agosto para celebrarlo, agradecerle y pedirle favores. Tucumán no es la excepción, y miles de fieles se acercan en cada ocasión a la cuasiparroquia San Cayetano para rendirle tributo.

Este año las actividades para homenajear al santo comienzan hoy. Se prevé una misa de vigilia para dar inicio a los festejos, a las 23 en la iglesia de avenida Brígido Terán 980. El templo abrirá luego a las 6 de mañana para empezar a recibir a los fieles.

Gran convocatoria

“Sabemos que San Cayetano es un santo que convoca mucha gente. Ya desde que empezó la novena estuvimos viendo mucha más convocatoria -explica a LA GACETA Marcos Exequiel Agüero, miembro de la organización de la fiesta-. Por eso decidimos hacer más cantidad de misas que el año pasado, teniendo en cuenta la situación que vive el país”.

Y es que San Cayetano se vuelve centro de plegarias cuando hay necesidad. De hecho, a eso hace referencia el lema de la edición 2022 de la celebración: “Junto a San Cayetano, en medio de muchas dificultades, con la alegría que da el Espíritu Santo”.

Para apoyar a la gran cantidad de fieles que se espera, desde la cuasiparroquia decidieron la celebración de seis misas durante todo el día de mañana. Se oficiarán a las 7, a las 9, a las 11, a las 16, a las 20 y a las 22. La misa central será la de las 16, por los trabajadores y estará presidida por el arzobispo de Tucumán, monseñor Carlos Sánchez.

“Arreglamos con la municipalidad el corte de calles desde el sábado a la noche. Se impedirá el tránsito sobre avenida Brígido Terán al 900 y luego, para la procesión, las calles adyacentes”, dice Agüero. La misa central se hará sobre la avenida.

Independientemente de la misa, los creyentes podrán ingresar durante toda la jornada (desde las 6 de mañana) para rendirle tributo al santo. “Habrá un corredor para las personas que deseen ingresar a tomar gracia, y otro para los que quieran presenciar la misa. Eso va a estar bien diferenciado -destaca Agüero-; ese corredor va a estar abierto durante las misas, pero también, entre misa y misa, va a quedar el templo abierto para que puedan ingresar. El único momento en el que se cerrará la parroquia es a las 15 del domingo, para preparar las imágenes para la misa central y posterior procesión.

Para poder acceder a la iglesia (para las misas o para saludar a San Cayetano) desde la iglesia piden usar tapaboca, no tocar las imágenes del templo y sanitizarse las manos antes de recibir la eucaristía.

Por las calles

Sí. Procesión. San Cayetano vuelve a caminar con sus fieles por las calles de Tucumán. El año pasado, todavía circunscriptos a las medidas sanitarias, se hizo una caravana que reunió decenas de autos. Pero, para esta ocasión, ya se organizó para que los fieles puedan acompañar al santo, como en los tiempos prepandémicos.

“La procesión vuelve a realizar su recorrido histórico. Salimos por avenida Pedro Miguel Aráoz hasta la plazoleta Dorrego y de ahí seguiremos por avenida Sáenz Peña hasta José Ingenieros (el nodo 107 de emergencias) y luego se regresará por avenida Brígido Terán hasta el colegio San Cayetano, donde va a finalizar”, describe Agüero.

Está previsto que la caminata comience una vez que concluya la misa central.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios