Turf: la jocketa revelación de la Argentina es tucumana

Romina Villegas disfruta de un gran momento en “las luces” y ya se ganó el reconocimiento de todo el ambiente turfístico nacional. En lo que va de esta temporada acumula 30 victorias y tiene ofrecimientos para ir radicarse en el exterior en 2023.

EL PRESENTE LE SONRÍE. Romina Villegas pasa por un gran momento y los ejemplares que montó en los siete meses de 2022 acumulan ganancias por 18,4 millones de pesos en los hipódromos de Buenos Aires. Foto de Ariel Fitzsimons -Gentileza Romina del Valle Villegas EL PRESENTE LE SONRÍE. Romina Villegas pasa por un gran momento y los ejemplares que montó en los siete meses de 2022 acumulan ganancias por 18,4 millones de pesos en los hipódromos de Buenos Aires. Foto de Ariel Fitzsimons -Gentileza Romina del Valle Villegas

Romina del Valle Villegas es la mejor jocketa de la actualidad en la Argentina. La tucumana pasa por su mejor momento y en lo que va de este año ya acumula 30 triunfos, superando ampliamente los 18 conseguidos durante los 12 meses de 2021. “Sin lugar a dudas esta es mi mejor temporada. Estoy feliz, porque siente que el sacrificio que hago está dando sus frutos”, explicó la amazona nacida el 14 de marzo de 1997 en el barrio Sarmiento.

“Romy” lleva el turf en la sangre, porque prácticamente se crió en las caballerizas. “Mi papá, Bienvenido Villegas, fue entrenador y desde muy chiquita ayude con los trabajos de los caballos. Primero fui peona y luego vareadora. Siempre soñé con poder montar caballos”, reveló. “Mi pasión por el turf viene de familia. Mi abuelo paterno fue jinete y cuidador, mis hermanos Juan Carlos y Sebastián fueron jinetes, y mi tío Carlos Alberto Chirino, hermano de mi mamá, fue jockey y ahora es entrenador”, agregó.

La amazona se inició en la Escuela de Aprendices del “Jardín de la República” y en febrero de 2012 tuvo su debut en el hipódromo tucumano, En diciembre de ese año, con el tordillo Lord Ocean que era entrenado por su papá logró su primer triunfo. “En esta profesión, el 99% son hombres, por lo que todo se hace más difícil”, dijo Villegas, que en 2015 decidió viajar a Buenos Aires para probar suerte. “Mi papá falleció en mayo de 2014 y todo se hizo más difícil. En febrero de 2015 ingresé a la Escuela de Aprendices de San Isidro. Jacinto Stambole, al que mi padre le entrenaba los caballos, me dio una gran mano. Lo llamó al cuidador Gregorio Vivas, que me abrió las puertas de su stud para que trabaje de peona mientras estaba en la escuela. Y así arrancó toda esta aventura. Hoy siento que fue un gran acierto haber tomada esa decisión”, comentó.

En Buenos Aires, Romina comenzó a competir en 2015 los hipódromos de Dolores, Azul y Tandil, hasta que en el 20 de mayo de 2018 le otorgaron la licencia para empezar a competir en San Isidro, Palermo y La Plata. Tres días después logró su primer triunfo en San Isidro, con la yegua Milenaria Trick, “Fue una alegría inmensa, que por suerte la pude compartir con mi mamá que había viajado a Buenos Aires”, recordó.

La jocketa está disfrutando de su mejor temporada. En los primeros siete meses ya sumó 30 éxitos y consiguió cuatro dobletes. En La Plata ocupa el puesto 13 en la estadística de jinetes y en la general (Palermo, San Isidro y La Plata) está 27°. Los ejemplares que montó consiguieron ganancias por 18,5 millones de pesos. “Estoy en un muy buen momento. Por suerte hay varios entrenadores y propietarios que confían en mí. Creo que la clave de este presente está en el trabajo. Estoy radicada en La Plata y monto 25 caballos por día. Mi jornada arranca todos los días a las 5 de la mañana. Vivo a 10 cuadras del hipódromo, desde donde voy en bicicleta. A la pista la habilitan a las 6.30 y a las 6.15 ya estoy subida en algún caballo esperando que abran la cancha”, indicó.

Después de haber vivido cuatro años en San Isidro, Romina está radicada desde 2020 en La Plata. “Considero que fue un acierto tomar esa decisión. Y lo hice luego de sufrir un robo. Iba a tomar el tren a las 3.30 de la madrugada para llegar en horario a La Plata y me pusieron un revolver en la cabeza. Me robaron todo. Antes trabajaba en los tres hipódromos durante la semana, pero corría muy poco. Ahora, por suerte estoy compitiendo bastante”, explicó.

“Romy” disfruta del gran momento y se ilusiona con ir a competir en el exterior en 2023.

“Tengo una propuesta para ir a correr una carrera en España con jockeys de todo el mundo, que será en abril. Y me dijeron que ahí puede surgir la posibilidad para quedarme allá. Además, hace unos días el profesor de inglés de la Escuela de Aprendices de San Isidro me llamó para preguntarme si me interesaba la idea de ir a los Emiratos Árabes Unidos. Por suerte se me están abriendo muchas puertas y creo que se debe a que nunca baje los brazos. Siempre la luche desde abajo. Todos los días trabajo arduamente para seguir creciendo en esta actividad que me apasiona”, concluyó la jocketa revelación de la Argentina.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios