Gesto contra la discriminación en el deporte

Parte de la hinchada entonó una conocida canción en la que, además de alentar al equipo, se canta contra San Martín, usando la nacionalidad boliviana como insulto.

Carlos Lampe Carlos Lampe
19 Julio 2022

El domingo 10 de julio, Atlético le ganó a Gimnasia La Plata, entonces puntero de la Liga Profesional, por 2 a 0. El partido se jugó en el Monumental y contó con la presencia de más de 25.000 hinchas. Pese a la importancia del resultado, hubo un episodio en el estadio que también llamó la atención. Desde las tribunas, parte de la hinchada entonó una conocida canción en la que, además de alentar al equipo, se canta contra San Martín, usando la nacionalidad boliviana como insulto.

La canción lleva años en el “repertorio” de la hinchada, pero Carlos Lampe, arquero de la Selección Boliviana y figura actual del equipo, lleva apenas unos meses en la provincia. Algunos hinchas -durante la canción- se lamentaban porque Lampe estaba en el arco y seguramente podía sentirse ofendido. Incluso hasta alguno de ellos sugería cambios en esa parte de la letra. Esta última idea fue la que más repercutió en los hinchas, que luego del partido, en redes sociales, propusieron formalmente el cambio y una estrofa nueva, ya sin la mención xenófoba. El gesto -que se pondrá a prueba en el partido de hoy ante Sarmiento- es valorable aunque sea apenas un ladrillo en una pared que es enorme. Pero es de notar que no hay gestos como este que incluyan un plan para dejar de discriminar.

En nuestro país, últimamente, es común ver episodios de este tipo y aún más agresivos. Lamentablemente fueron noticia los hinchas de River, Boca, Independiente, entre otros, que se cruzaron con hinchas brasileños en la cancha y mirándolos a la cara, intentaban burlarse haciendo muecas como si fueran monos. La Conmebol multó a River con U$S 30.000 por los gestos racistas de un hincha ante la parcialidad de Fortaleza. U$S 100.000 tuvo que pagar Boca por gestos similares ante hinchas de Corinthians. Todo sucedió el mes pasado. En este panorama, la intención de los hinchas es valorable. Sobre todo porque implica dar un paso atrás, recular en algo reprochable como la discriminación. Frenarla siempre será una buena noticia aunque no todos terminen haciéndolo. El peligro de seguir conviviendo con esta mentalidad y entendiendo que ni las multas económicas tienen un efecto en los clubes es grande. 

El licenciado Julián Martínez, integrante del Observatorio de Discriminación en el deporte, habló de las consecuencias que puede tener este tipo de actitudes tan arraigadas en el fútbol nuestro. “Los cánticos discriminatorios se presentan en todos o casi todos los partidos y en todas las canchas, con niveles variables y con repercusiones también dispares. Así, se registran discursos homofóbicos, antisemitas, xenófobos, racistas, clasistas y un sinfín de ofensas e insultos que, si bien muchas veces no traspasan los límites de la confrontación dialéctica, en ocasiones derivan en hechos de violencia física, enfrentamientos armados y, como ya se dijo, asesinatos”, aseguró en declaraciones a la revista Inclusive 4.

La movida de Atlético, entonces, representa un signo vital en medio de este complicado panorama social del fútbol y sus hinchas. No es suficiente, pero al menos es algo.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios