Cartas de lectores: túneles capitalinos

01 Julio 2022

Desde hace seis años que funcionan dos túneles en la Capital. Ambos presentan riesgos y amenazas para quienes los transitan. Estos son: 1) desconocimiento de las concentraciones de monóxido de carbono (CO) presentes, por los gases de escape que emiten los vehículos que transitan por su interior. 2) En el diseño y cálculo de las estructuras no se tuvo en cuenta la resistencia al fuego. Si a esto le agregamos que: a) se desconoce qué medidas se han previsto en caso de accidentes de tránsito (choque, colisión, vuelco, incendio); b) que no hay control de los tipos de cargas que circulan y que pueden ser tóxicas, venenosas, peligrosas, combustibles, etc., con los peligros que representan; c) no hay salidas de emergencia, ni vías de escape, ni un plan de evacuación; y d) se instalaron extintores de polvo químico, sin tener en cuenta los riesgos a los que se expondrían las personas que los usen, si no fueron adiestradas previamente en la extinción de incendios. Debemos agregar que se desconoce el comportamiento del subsuelo, debido a la continua extracción mediante bombas de alto caudal del agua de la napa freática del sitio donde se apoyan los túneles y las construcciones y estructuras aledañas. La bibliografía especializada dice que los riesgos en los túneles viales, pertenecen al tipo de baja probabilidad pero de grandes consecuencias, por lo que es imprescindible su control y mantenimiento permanente. Estos riesgos aún no fueron controlados ni corregidos y son una espada de Damocles para los que transitan por estas instalaciones. Esto lo saben, el hoy Ministerio de Obras Públicas, el municipio capitalino y la Defensoría del Pueblo, donde se hicieron oportunamente presentaciones y actuaciones administrativas con resultado negativo (de nada sirvieron). A los contribuyentes los túneles en su momento nos costaron 70 millones de pesos y son evidentes los errores que se cometieron en la elección del emplazamiento, el diseño y la ingeniería.

Juan Francisco Segura

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios