Un tucumano, prófugo por un crimen

El sospechoso, que tiene pedido de captura, tenía vínculos con el polémico clan Caro.

EL LUGAR. En un conocido balneario marplatense se registró el homicidio.  EL LUGAR. En un conocido balneario marplatense se registró el homicidio.

Juan Jesús Piero Pinna no es desconocido en Tucumán. Es uno de los dueños de la cadena de productos avícolas “El Faraón del Pollo” que cuenta con varios locales. Fue un ex rugbier que dejó su club porque habría cometido una grave indisciplina. También fue vinculado a los miembros del clan Caro que se encuentran detenidos por la causa conocida como “La industria del escruche”. Pero ahora su nombre tiene trascendencia nacional al ser acusado de haber cometido un crimen en Mar del Plata.

Según confirmaron fuentes policiales y judiciales, el joven se fue de la provincia el año pasado. Habría tomado esta decisión después de que, supuestamente, llenara la city tucumana con cheques que no eran suyos. Otras fuentes indicaron que lo hizo luego de que sus amigos Caro quedaran tras las rejas. El nombre de la empresa que manejaba comenzó a sonar fuerte no sólo en la investigación de la banda que está acusada de cometer “escruches” en el Gran San Miguel de Tucumán, sino que también habría estado mencionado en una causa de tráfico de drogas en Rosario.

En Mar del Plata rápidamente se hizo conocer. Hasta le escogieron un sobrenombre: “El Tucumano”. El sábado asistió a una fiesta organizada para celebrar el cumpleaños del empresario marplatense Mauricio Damián Ríos que se realizó en el balneario “Horizonte”. Pinna estaba divirtiéndose con su novia (no trascendió su nombre) y hubo un incidente. Los protagonistas terminarán encontrándose en la puerta del local para continuar con la pelea.

Pinna, según publicó el diario “La Capital” de Mar del Plata, durante la pelea quebró la pierna a Ariel Núñez. Luego fue hasta su auto, sacó un arma de fuego, regresó al lugar y le efectuó cuatro disparos a Maximiliano Rihl, quien había salido a defender al primer lesionado de la reyerta. El herido, empleado de una carnicería que había viajado exclusivamente a “La Feliz” para participar del cumpleaños de su amigo, fue trasladado hasta un hospital, donde falleció a los pocos minutos de haber ingresado.

El ex rugbier, de acuerdo a la información aportada por la Policía bonaerense, luego del mortal ataque, se subió junto a su novia a un vehículo y huyó rápidamente. La fiscala María Florencia Salas, al recibir las declaraciones de varios testigos, ordenó su detención. La medida no pudo concretarse porque el sospechoso no fue encontrado en el lugar donde vivía ni en los lugares que solía frecuentar.

Hasta el cierre de esta edición, fuentes del Ministerio de Seguridad y del Ministerio Público Fiscal informaron que no habían recibido ningún pedido formal para que Pina fuera buscado en esta provincia. Los investigadores señalaron que los únicos antecedentes que tendría es por haber protagonizado varias peleas en los últimos años, pero que esas denuncias nunca se formalizaron judicialmente.

Comentarios