Cartas de lectores II: defender la alegría

23 Junio 2022

En un primer momento las palabras y expresiones groseras incluidas en el humor de nuestros cómicos actuales me han resultado desagradables; de a poco se naturaliza lo que cotidianamente se repite e incluso llegamos a reírnos de lo que nos parecía de un atroz mal gusto y nos avergonzaba escuchar. Y nos llegan audios de WhatsApp y videos con palabras escabrosas que nos terminan haciendo reír. Aceptamos que nuestros cómicos son expresiones de nuestro tiempo. Herman Hesse denunció hace décadas la emergencia de una sociedad folletinesca y vulgar; eso tal vez se evidencia en el humor cercado de expresiones y términos que a generaciones pasadas les hubieran resultado escandalosas. Y sin hacer alardes de que “todo tiempo pasado fue mejor” porque no lo creo, me regocija recordar el humor de El Chavo del 8, Luis Landriscina, Les Luthiers entre tantos otros que hicieron reír a generaciones enteras sin decir una sola mala palabra. Queda la pregunta sobre si el humor sin malas palabras es el verdadero humor, si ante la falta de creatividad se acude a las malas palabras como recurso extra o si cada humorista es expresión de una época. En cualquiera de los casos, bienaventurados aquellos que consiguen hacernos reír y que podamos “Defender la alegría como una trinchera”, parafraseando a Benedetti.

Graciela Jatib


Tamaño texto
Comentarios