Llega a su fin el juicio contra una familia acusada de incinerar y matar a un joven

La fiscalía realizará los alegatos contra los tres imputados por el crimen de Diego Escobar. En el debate hubo dramáticos testimonios de los vecinos.

Juicio contra los acusados de haber asesinado a una persona mediante calcinación. MPF Juicio contra los acusados de haber asesinado a una persona mediante calcinación. MPF
22 Junio 2022

El juicio contra Luis Alberto "Vikingo" Barboza; su hijo, Antonio "Tony" Barboza (19), y su sobrino, Roque Leonel Álvarez (19), acusados de prenderle fuego y matar a Diego Jesús Escobar (24), llega a su etapa final.

Hoy, la fiscalía realizará los alegatos de clausura. En la audiencia de ayer, los testigos afirmaron que “Vikingo” los amenazó de muerte si lo acusaban del crimen de Escobar. 

“Varias personas fuimos hasta la casa del Vikingo a reclamarle que mató a Diego. El salió con un arma e hizo tiros. Decía que él y su banda habían matado a Diego. Estaba presente la madre de la víctima y él se le reía. Después, nos dijo que también iba a haber balas para los que lo denunciemos. Por eso, muchos vecinos no quisieron declarar. Tienen miedo”, contó una testigo en una nueva jornada del juicio contra los acusados de matar a Diego Escobar.

A continuación, otra testigo prestó declaración en el mismo sentido. A lo largo del debate, varias personas que testimoniaron manifestaron su temor. La semana pasada, uno de ellos rompió en llanto mientras estaba declarando, afirmando que les tenía terror a los Barboza. En tanto, policías contaron las dificultades en su momento para obtener testigos, ya que los vecinos de la zona se negaban a hablar y manifestaban temer represalias de los acusados.

La teoría del fiscal

La fiscalía sostiene que el homicidio ocurrió el 13 de abril de 2021, entre las 21:30 y 22:30, aproximadamente, en intersección de calle William Bliss y Canal Sur, en un asentamiento conocido como Ampliación Miguel Lillo, en circunstancias en que Diego Jesús Escobar se encontraba en el interior de su casa prefabricada de madera, cuando Luis Alberto Barboza, alias “Vikingo”, Antonio Barboza, alias “Tony”, y Roque Leonel Álvarez, quienes mantenían una rivalidad de vieja data con la familia Escobar, previo a un acuerdo de voluntades y división de tareas, se dirigieron al domicilio mencionado.

Antonio Barboza portaba un arma de fuego tipo revólver calibre 22, mientras que Roque Leonel Álvarez tenía un arma de fuego tipo pistola cromada. Al llegar al lugar en tono amenazante, Luis Alberto Barboza ordenó a su hijo que busque un bidón de nafta, pocos minutos después regresó “Tony”. Ingresaron a la precaria casilla de madera y comenzaron a verter nafta en su interior, para luego prender un papel y generar el incendio con claras intenciones de provocar la muerte a Escobar, consumiéndose en cuestión de minutos la casilla de madera, asegurándose así ocultar todo rastro posible y lograr su impunidad, dándose a la fuga inmediatamente de cometido el hecho. Como consecuencia, se produjo el fallecimiento de la víctima, quedando su cadáver en estado de completa carbonización.

Tamaño texto
Comentarios