Cartas de lectores I: adiós al lector Bernard

20 Junio 2022

El pasado lunes 13 de junio del 2022, ha fallecido don Juan Carlos Bernard, tío del suscripto; tal vez el hombre que mayor cantidad de cartas de lectores haya publicado en un mismo diario a través de varias décadas (no digo que sea récord Guinness, pero…). El que contrariamente a lo habitual, emigró desde Buenos Aires hacia la provincia, hace exactamente 50 años; cuando con 43 años, allá por 1972, junto a su querida esposa, mi tía Ariel Camarasa y sus entonces dos hijos porteños, fue por unos meses a “hacer la tucumana”. Y se quedó todo el resto de la vida hasta sus ya 93 años, en que partió junto al Señor. El hombre que dignificó a los trabajadores del campo, el que organizó cooperativas, el que fue básicamente un político que fue a cambiar muchas cosas; el que en 1973 a mis apenas 11 años me hizo ver de cerca la realidad social del interior profundo, cosa que cambió mi vida y me hizo tener en claro eso que ahora se denomina “conciencia social”. El hombre que luego tuvo un tercer hijo tucumano y hoy entre mis tres primos, se proyecta en siete nietos; el que representó a la provincia en innumerables ocasiones y ámbitos; basta recordar la delegación que integró en 1986, en la cual le dijo al Presidente Alfonsín que el problema argentino no era político sino económico (adelantándose así a la famosa frase de la época de Clinton… “es la economía”), cosa que el viejo caudillo negaba. El mito dice que años después Alfonsín le hizo saber a través de un diputado, “dígale a Bernard que a la luz de los acontecimientos finales de 1989, tenía razón”. Se ha ido “Don Bernal”, como cariñosamente lo llamaba la peonada; se fue un incansable veedor de los problemas provinciales; sus campos, sus diques, sus calles, sus necesidades básicas, tantas veces manifestadas con su intelecto y su pluma irrepetible en estas páginas que siempre le dieron un espacio, y en la familia agradecemos. Ya no habrá más de sus cartas, pero seguramente muchos tucumanos que lo recuerden recogerán el guante y continuarán su prédica “protestona” para tratar de cambiar y mejorar la provincia; hoy te despido a la distancia; adiós querido “tío tucumano”, aunque hayas nacido aquí en la Capital Federal.

Sergio Jorge Vissani Bernard


Tamaño texto
Comentarios