Comenzó el juicio contra los acusados de haber asesinado a una persona mediante calcinación

Los acusados habrían incendiado la precaria casa donde vivía la víctima, con este dentro.

PROCESO. Comenzó el juicio contra los acusados de haber asesinado a una persona mediante calcinación. PROCESO. Comenzó el juicio contra los acusados de haber asesinado a una persona mediante calcinación. MINISTERIO PÚBLICO FISCAL.
13 Junio 2022

Hoy se realizó la primera audiencia en el juicio en el que están acusados Luis Alberto Barboza, Antonio Barboza y Roque Leonel Álvarez, de haberle prendido fuego a Diego Jesús Escobar (24).

“Los acusados quemaron en vida a una persona que estaba completamente indefensa. Existen pruebas del rol que cumplió cada uno de ellos. Nada los justifica. Cruelmente, acabaron con la vida de Diego, brutalmente asesinado a raíz de un incendio generado de manera voluntaria por los acusados. De manera cobarde, adrede y aun ante la súplica de la víctima, continuaron con su voluntad de prender fuego”, señaló en sus palabras de apertura, el auxiliar de fiscal Juan Pablo Godoy, quien intervine junto al prosecretario Alejandro López Isla, en representación de la Unidad Fiscal de Homicidios II, que conduce el fiscal Carlos Sale.

La Fiscalía adelantó que probará la responsabilidad de los acusados del delito de homicidio agravado por haberse creado un peligro común y por la intervención de dos o más personas. La Fiscalía recordó, además, las dificultades para investigar el caso, debido al temor de los vecinos para aportar información.

Los jueces del tribunal dispusieron un receso hasta mañana, cuando comience la incorporación de la prueba testimonial. Se espera que unos 35 testigos sean indagados a lo largo de las seis audiencias previstas.

De acuerdo a la versión que sostiene la Fiscalía, el homicidio ocurrió el 13 de abril del año pasado, entre las 21.30 y las 22.30, en intersección de calle William Bliss y Canal Sur, en un asentamiento conocido como Ampliación Miguel Lillo. Escobar se encontraba en el interior de su casa prefabricada de madera, cuando Luis Barboza (alias “Vikingo”), Antonio Barboza (alias “Tony”), y Álvarez, quienes mantenían una rivalidad de vieja data con la familia Escobar, se dirigieron al domicilio mencionado, previo a un acuerdo de voluntades y división de tareas.

Antonio Barboza portaba un arma de fuego tipo revólver calibre 22, mientras que Álvarez portaba un arma de fuego tipo pistola cromada. Al llegar al lugar en tono amenazante, Luis Barboza ordenó a su hijo que busque un bidón de nafta, pocos minutos después regresó “Tony”, ingresaron a la precaria casilla de madera y comenzaron a verter nafta en el interior de esta, para luego prender un papel y generar el incendio con claras intenciones de provocar la muerte a Escobar. Siempre según la versión de la Fiscalía, la casilla se consumió en cuestión de minutos. "De ese modo se aseguraron ocultar todo rastro posible y lograr su impunidad, dándose a la fuga inmediatamente de cometido el hecho", afirmaron las fuentes de la Fiscalía.

Como consecuencia del incendio se produjo el fallecimiento de la víctima.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios