San Martín: en modo positivo, siempre

Diarte destila buena onda y tiene fe en que el equipo logrará recompensa al final del camino

LA FE MUEVE MONTAÑAS. Diarte considera que al torneo le queda bastante y confía en que su equipo tendrá la chance de darle alcance al contundente líder Belgrano. twitter@casmoficial LA FE MUEVE MONTAÑAS. Diarte considera que al torneo le queda bastante y confía en que su equipo tendrá la chance de darle alcance al contundente líder Belgrano. [email protected]
11 Junio 2022

“No nos importa Belgrano, no estamos pensando en ellos. Pensamos en San Martín, en lo que podemos llegar a hacer, en sumar y sumar. Después se verá qué es lo que pasa. Pero debemos pensar solamente en nosotros”. Lucas Diarte es una bandera de San Martín; saca la espada y apunta alto.

Amor, fidelidad, sentido de pertenencia, liderazgo, valentía, empuje, son algunos atributos del lateral que pone el pecho y va al frente, que contagia a sus compañeros y que banca la parada para que la cosa no decaiga. Él pide ir por más, seguir trabajando con las mismas ganas y confía en el que el final del camino les entregará una recompensa. “Representamos una camiseta muy importante, muy grande. La Ciudadela también representa mucho; para los visitantes y para nosotros. Entonces tenemos que seguir fuertes, jugar cada partido con el corazón y tratar de seguir creciendo en el torneo”, dice dejando de lado cualquier atisbo de inconveniente, negando cualquier frente de tormenta. “Acá no tenemos ninguna presión. Nosotros pensamos en ganar cada partido, después hay cosas que se dan o no. Pero este grupo está muy fuerte y trabaja para mejorar en cada entrenamiento”.

Si el empate en la casa de Defensores de Belgrano dejó un sabor amargo, él prefiere hacer borrón y cuenta nueva. Lo pasado no se puede modificar, pero sí se puede hacer mucho para cambiar lo que viene. “Creo que merecimos ganar; generamos situaciones, pero no las convertimos. Igualmente, siempre es positivo sumar de visitante Ahora tenemos que ganar como sea de local”, afirma y va un poco más allá. “Estamos bien. Somos un equipo que siempre intenta jugar y que propone juego en cualquier cancha. Fuimos superiores a Defensores, pero fallamos en la definición. Debemos tratar de estar más tranquilos para poder cerrar los partidos”.

Brown de Adrogué aparece en el horizonte y en La Ciudadela saben que es un partido crucial. Ganar es casi una obligación en Bolívar y Pellegrini. Y Diarte ya viene mentalizando a los suyos a ofrecer, una vez más, el corazón. “Tenemos que hacer nuestro partido, estar tranquilos, corregir los errores y asegurar los tres puntos. Los necesitamos para poder seguir ahí arriba”, lanza pidiendo a gritos volver a sumar de a tres para retomar el segundo lugar de la tabla y juntar fuerzas para ir a la caza de Belgrano. “Hay que hacer las cosas bien, los tres puntos deben quedar en casa”, concluye Diarte, el hombre de la casa, ese que destila buenas vibras.

En diálogo

Lucas Cano no será tenido en cuenta por Pablo De Muner de acá al final del torneo. Por ese motivo, el delantero está dialogando con la dirigencia para tratar de rescindir su contrato con el club y poder buscar nuevos horizontes.

Caras nuevas

Desde las 9.30 en el complejo, el plantel ultimará detalles de cara al duelo del lunes. Cristian Llama y Rodrigo Gómez, los últimos refuerzos en llegar, se entrenarán por primera vez junto al grupo.

Buen partido

Desde las 15, Instituto recibirá la visita de Atlético de Rafaela en el duelo destacado de la jornada de sábado en la Primera Nacional. Otros partidos: Tristán Suárez-Chacarita, Flandria-Gimnasia (J) y Quilmes-Chaco For Ever.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios