Estados Unidos: el país con más tiroteos en el mundo

En lo que va de 2022, hubo más de 200 incidentes sangrientos. El de esta semana, en Texas, es la segunda masacre durante mayo. Hay alrededor de 300 millones de armas de fuego en circulación, aproximadamente una por habitante. El efecto “imitación”

26 Mayo 2022

Poder de fuego en manos civiles

Estados Unidos tiene más armas en manos de la población que cualquier otro país. Hay alrededor de 270 a 310 millones de armas circulando en el país. Con la población de Estados Unidos de 319 millones, eso significa que casi cada estadounidense tiene un arma. Un poco más de un tercio de los estadounidenses dicen que alguien en su casa tiene un arma, según el Centro de Investigación Pew. El país con el número de armas más grande después de Estados Unidos es la India, con 46 millones de armas en una población de más de 1.200 millones. La India ni siquiera aparece en el top 5 de los países con más tiroteos masivos. Los números muestran que las leyes más restrictivas hacen la diferencia. Lankford señala a Australia como un ejemplo. El país tuvo cuatro tiroteos masivos entre 1987 y 1996. Después de eso, la opinión pública se giró en contra de que las personas pudieran tener armas y el Parlamento aprobó leyes más estrictas. Australia no ha tenido un tiroteo desde ese entonces.

Más de 200 incidentes con armas

La masacre de la escuela de Uvalde, en Texas fue el tiroteo número 212 de Estados Unidos, en lo que va de 2022. En 2020 murieron 45.222 personas por armas de fuego en Estados Unidos. De ellos, 24.292 fueron suicidios y 19.384 homicidios, según cifras oficiales y de acuerdo con datos del Gun Violence Archive (GVA). Este archivo de violencia con armas define como tiroteo masivo a un episodio en el que mueren cuatro o más víctimas y no incluyen las matanzas entre pandillas o asesinatos que involucren a varios miembros de una misma familia. Otra gran masacre ya enlutó a la sociedad estadounidense en este mismo mes de mayo: la de Buffalo, en la que un joven de 18 años asesinó a 18 personas, en un barrio con mayoría de población afro, luego de haber publicado un manifiesto racista.  

Muertos por decenas

Varios tiroteos que se convirtieron en masacres en los últimos años en Estados Unidos también ocurrieron en el sur del país. El 31 de mayo de 2019, 11 personas murieron en un tiroteo en Virginia Beach. El 7 de noviembre de 2018, 12 personas perecieron por las balas, en un ataque ocurrido en un bar de Thousand Oaks, California. En noviembre de 2017, 25 personas y un bebé en gestación fueron asesinados en una iglesia en Sutherland Springs, Texas. Un mes antes, un hombre había disparado desde un hotel de Las Vegas hacia los asistentes a un concierto y mató a 58 personas. En junio de 2016, Omar Seddique Mateen abrió fuego en un bar gay en la ciudad de Orlando y dejó 50 muertos.

Terror en el jardín de infantes

Cuando se trata de masacres masivas, Estados Unidos tiene cifras excepcionales, pues en este país se han registrado más tiroteos que en cualquier otro país del mundo. Entre 1966 y 2012 hubo 90 tiroteos masivos en Estados Unidos. Entre estos están el de Orlando, el de Aurora, Colorado, en un cine y el de la escuela elemental Sandy Hook en Newton, Connecticut, ambas en 2012.

Un tercio del total de los ataques

Los 90 tiroteos masivos en Estados Unidos entre 1966 y 2012 representan un tercio de los 292 ataques registrados en el mundo. Mientras que Estados Unidos tiene el 5% de la población mundial, el país involucra al 31% de los tiroteos masivos. El estudio hecho por Adam Lankford, profesor asociado de justicia criminal en la Universidad de Alabama, presentado en 2017 (y actualizado en mayo de este año), fue publicado en la web de la cadena CNN.

El peligro de ir a la escuela

Los incidentes en Estados Unidos tienen algunas características que los diferencian de lo que ocurren en el resto del mundo, como que las personas tienen más probabilidad de morir en tiroteos masivos si están en el trabajo o en la escuela. En otros países esos incidentes ocurren típicamente cerca de instalaciones militares. En más de la mitad de los casos en Estados Unidos, el atacante tiene más de un arma de fuego, dice el estudio hecho por Lankford. En incidentes internacionales, el atacante típicamente tiene sólo un arma. En Estados Unidos hay un promedio de 6,87 víctimas por incidente, mientras que en los otros 171 países que Lankford estudió, el promedio es de 8,8 víctimas por ataque. Según el investigador, menos personas mueren en los tiroteos en Estados Unidos porque la policía se entrena en cómo lidiar con este tipo de incidentes.

Se triplicaron entre 2011 y 2014

Estos ataques se triplicaron entre 2011 y 2014, según un análisis de la Escuela Pública de Salud de Harvard y de la Universidad Northeastern. La investigación muestra que los ataques públicos en ese periodo ocurrieron en promedio cada 64 días. Durante los 29 años anteriores, estos ocurrían cada 200 días, más o menos. En contraste, la tasa general de homicidios y de violencia por armas de fuego en Estados Unidos cayó en las últimas dos décadas.

Una “infección” que dura 13 días

Algunos investigadores creen que esas masacres pueden ser contagiosas: un tiroteo incrementa las oportunidades de que otras puedan ocurrir en dos semanas. Es una “infección” que dura cerca de 13 días. El fenómeno es más pronunciado en Estados Unidos porque las armas están más disponibles que en cualquier otro país. “El acceso a las armas de fuego es un factor para predecir estos incidentes”, dice Lankford.


Tamaño texto
Comentarios
Comentarios