Las Mesadas: esperan notificación del desalojo

El hombre que vendió irregularmente los terrenos y que perdió el juicio de reivindicación, vive en el mismo barrio y está afectado por ACV

PREDIO EN CONSTRUCCIÓN. El barrio está ubicado sobre ruta 312, camino al Timbó, a 500 m del río Loro. PREDIO EN CONSTRUCCIÓN. El barrio está ubicado sobre ruta 312, camino al Timbó, a 500 m del río Loro.

Raúl Ernesto Silva, el vecino que comenzó el loteo del barrio Las Mesadas en El Timbó. y que perdió el juicio de reinvindicación del predio, está casi inválido en la casa de su madre en el mismo vecindario. En 2018 sufrió tres ACV seguidos. “Y ahí está. Pobre tipo... Es cierto que todos tenemos bronca, ¿Pero qué vamos a hacer? En algún momento fuimos a la comisaría del Timbó e hicimos la declaración para decir que habíamos sido estafados por Silva y su mujer. Ella después del ACV siguió vendiendo terrenos y después se fue”, dijo Jorge Baisi, referente de las 80 familias que compraron terrenos en el loteo que hizo Silva. Según el juicio que le hizo la familia Maulú, dueña de los terrenos, en 2014 Silva dividió lotes y puso postes. El barrio de ocho hectáreas está en la parte baja del Cadillal, pasando cinco cuadras al este del río Loro.

Los dueños son Alicia Beatriz Maulú, Roberto Luis Maulú, Jamila Bilski (viuda de Ricardo Maulú). La familia había facilitado en los años 60 una fracción del terreno a Pedro Silva y Justa Paz para que vivan como tenedores precarios. y tras el deceso de Pedro, su hijo Raúl tomó decisiones sobre las ocho hectáreas, aduciendo que tenía posesión continua, pese a que, según consta en el expediente del juicio, su propia madre dijo que el predio es de los Maulú.

Una cuestión singular de este caso es que las 80 familias compradoras de lotes no son parte del juicio. La notificación del desalojo le debe llegar a Silva en los próximos días, explicó Bernabé Aráoz, abogado de los ocupantes, que reconocen haber sido estafados y que saben que Silva no les puede dar una solución porque “no tiene los medios ni los recursos económicos”, explicó Aráoz. “Además su madre es una señora de campo muy humilde y vive acá”, agregó Baisi.

Por ahora, los vecinos, que cortaron la ruta de acceso al Cadillal el domingo, tienen expectativas de una salida. “Hace tiempo fuimos a ver a la señora Alicia Maulú en Yerba Buena -explicó Baisi- Ella nos dijo una frase que nos hizo poner muy contentos. Nos dijo ‘nosotros queremos causar el menor daño posible’ ”. Los ocupantes proponen comprar el predio, pero por ahora no hay acuerdo con respecto al valor de la tierra.

Los vecinos fueron recibidos por la ministra de Gobierno, Carolina Vargas Aignasse, quien dijo a LA GACETA que “en un conflicto de instancia privada es muy complejo dar soluciones. Por ahora, nosotros les aconsejamos que se fijen bien en la instancia legal”.

Mientras tanto, el abogado ha pedido que se unifiquen el amparo que pidieron para evitar el desalojo y una medida de prueba pedida para determinar el valor de la tierra. Según Aráoz, las dos cosas entraron por juzgados distintos y un fiscal debe decidir ahora la conexidad de causas.

Mientras esperan que le llegue la notificación a Silva y comiencen a correr los plazos del desalojo, los vecinos están midiendo los terrenos con la ayuda de un agrimensor que les envió la delegada del Timbó, Melina Ale, -dijo Baisi- con la idea de ordenar el barrio. “Hace dos días que estamos trabajando. Lo queremos dejar bien, hemos destinado un espacio verde para plaza”, concluyó.

Zona requerida: El Cadillal y alrededores

“He venido por los paisajes y la paz. Además, Tucumán arde de delincuencia y prefiero esto”, dice Jorge Baisi, referente de los vecinos, que relata que dejó la casa de sus suegros en La Ciudadela y con un préstamo compró hace tres años un lote chiquito en Las Mesadas, de 15 por 20. “Amo este lugar”, añade, tras contar que vivió nueve años en Italia. “Mi abuela era de la zona de Luca, vecina de Pisa”. Como él, muchísima gente se ha volcado a buscar terrenos (privados y públicos) en la zona del Cadillal y alrededores. Según un informe de Fiscalía de Estado, es el sector de la Tucumán donde más ocupaciones de terrenos de la provincia hubo: 190 en los últimos años.

Comentarios