Música, historietas y más en “El día del fanzine”

Las publicaciones artesanales vinculadas con el arte underground serán el centro de una jornada en la Sociedad Francesa, de 16 a 23.

CULTURA ALTERNATIVA. Los fanzines se reencontrarán hoy con su público. CULTURA ALTERNATIVA. Los fanzines se reencontrarán hoy con su público.

El fanzine o fancine, es un tipo de publicación periódica hecha con pocos medios y de tirada reducida, que trata de temas culturales alternativos (música, cómic, etc.). En sus inicios en Tucumán, con soporte de papel, hubo fanzines que reflejaron la actividad de los artistas underground locales. Esas copias que sobrevivieron en manos de coleccionistas hoy representan un interesante testimonio y son objetos artísticos en sí mismos. Por otra parte, existen publicaciones actuales -de ese mismo carácter- en formato físico o digital. Las expresiones de la cultura popular que se vincula con los fanzines se encontrarán hoy con el público, de 16 a 23, en la Sociedad Francesa (San Juan 751).

La séptima edición de “El día del fanzine” tendrá música en vivo a cargo de Patricio García, Emmanuel Molina, Pupy Nagle y Estación Experimental, además del DJ Fito Bouvet. Una de los principales atractivos será la performance de artistas gráficos, como Sofía Nadra, Vale Aguilera, Alejandro Nicolau, Flor López, El Vázquez, Vinchuka, Charlie de la V, Ciruela Gris y Aureliano Acevedo, entre muchos otros. También se verá una muestra de afiches titulada “Retrospectiva gráfica sobre una escena punk hardcore naciente 1996-2004”, y habrá una charla virtual con Norberto Alfaro, autor del libro “La mayor protesta es el amor: diálogos sobre Fun People y el Jarcor Punk”.

Una forma de expresarse

Durante la jornada se darán talleres sobre edición de fanzines. Por ejemplo, la historietista e ilustradora Eva Barrionuevo, (alias Evi Zunz) enseñará a armar un fanzine mediante el dibujo y el collage. “Es un medio para que alguien se exprese, decir lo que siente, ya sea mediante la escritura, un dibujo o ambas cosas. También he invitado a colegas docentes (ella es profesora de teatro) para que lo usen como recurso didáctico en las aulas -explicó-. He trabajado eso con alumnos. Vemos un tema, lo analizamos, lo discutimos y ellos lo asocian con sus vidas. Después tratan de hacer una síntesis de todo eso en un fanzine. Yo pienso enseñar a hacer uno desplegado, que da como resultado ocho páginas”.

En sus talleres, la artista emplea métodos para incentivar la creatividad. “Muchos se enredan con sus dificultades para dibujar o para escribir, pero les enseño que simplemente hay que dejarse ser, dejarse ir, y las cosas salen -dijo-. Por eso les doy un tiempo limitado. Es como hacer un boceto, sin pensar mucho en los detalles. También el texto se trabaja así, de manera fragmentada, para después ir conectando las palabras”.

Barrionuevo se vinculó con el fanzine cuando descubrió que era la manera de publicar sus historietas. “Comencé de manera muy artesanal, con fotocopias baratas. Después fui aprendiendo a trabajar con el color, con la imagen digital y a compaginar. Así fui haciendo conocer lo que hago -relató-. Muchas veces las editoriales no nos miran. Se concentran en las personas que ya tienen renombre. A la historieta la consideran un arte menor”.

Cuestiones difíciles

La artista señaló que la historieta atrae al público con sus dibujos y permite transmitir ideas sobre temas muy serios, como el abuso sexual o la adopción, que ella desarrolló en sus obras. “Un día una señora vio el fanzine que hice sobre la adopción, la llamó a su hija y le propuso que era ideal para que lo vea una niña, su nieta. Me di cuenta de que iban a usar la historieta como ayuda para explicarle que era adoptada”, contó. La historieta de ocho cuadros es el primer número de un fanzine titulado “Hacedora de mi identidad”, que narra la niñez de la protagonista. “Quiero hacer después la adolescencia”, anticipó.

Como otros autores de fanzines, Evi Zunz vende sus obras en las ferias. Aclaró que no en cualquier feria sino en aquellas vinculadas con el ambiente del arte, la historieta y la música.

Su historieta de diez páginas sobre el abuso sexual está publicada en su instagram (venus.d.cerveza), donde algunas chicas le escribieron para contarle que habían sido víctimas de abuso y que sentían exactamente lo mismo que el personaje. “Yo milito en Ni Una Menos y pensé que era necesario dar un poco más de información, así que le pedí ayuda a una compañera abogada. Muchas veces no se sabe cuáles son los pasos legales a seguir después de la denuncia”, afirmó.

Tamaño texto
Comentarios