La caída del lujoso Hotel Saratoga, emblema histórico de La Habana Vieja

La explosión, como consecuencia de una fuga de gas durante los trabajos de restauración, dejó nueve muertos y decenas de heridos y personas desaparecidas debajo de los escombros

FACHADA. El frente del edificio histórico quedó muy dañado y las pilas de escombros cayeron sobre la calle.  FACHADA. El frente del edificio histórico quedó muy dañado y las pilas de escombros cayeron sobre la calle. REUTERS
06 Mayo 2022

LA HABANA, Cuba.- Una fuerte explosión terminó con el conocido Hotel Saratoga, en la capital cubana y emblema de la época de gloria de La Habana Vieja. El desastre, provocado por una fuga de gas, dejó un hueco de varios pisos en el costado del edificio histórico.

Al filo de las dos de la tarde sumaban 40 los pacientes en los hospitales, y nueve los fallecidos, reportó la periodista Alina Perera Robbio. Hasta anoche, había más de una decena de personas desaparecidas y se buscaban indicios entre los escombros.

El presidente Miguel Díaz-Canel, hablando desde el lugar del desastre en la televisión cubana, dijo que la explosión en el Hotel Saratoga no había sido causada por una bomba, y añadió que una fuga de gas parecía ser la explicación más probable para lo ocurrido.

“Guapeen ahí, salven a nuestra gente”, dijo Díaz-Canel en una conversación con médicos del Hospital Calixto García, según dijo la TV estatal.

Un testigo de los sucesos, que cruzaba en ese momento la calle, contó que vio como el momento en que el camión de gas abastecía al hotel las reservas de gas licuado. Al parecer, hubo algún “elemento de compresión” y se produjo la explosión, según publicó “Granma”.

La policía y los equipos de rescate acudieron a la zona, acordonaron puntos clave y edificios cercanos, incluido el histórico Capitolio, sede del Parlamento cubano. Alexis Acosta Silva, intendente de La Habana Vieja, informó que todos los niños de la escuela cercana al Hotel Saratoga fueron evacuados y que ninguno sufrió daños.

El ministro de la construcción de Cuba, René Mesa Villafaña, destacó que una vez que terminen los trabajos por parte de Rescate y Salvamento, el organismo iniciará, de conjunto con el grupo de trabajo de la ciudad, la recogida de escombros y una evaluación del estado constructivo del emblemático edificio.

El hotel, de estilo neoclásico, fue remodelado por una empresa británica tras la caída de la Unión Soviética y durante muchos años fue considerado el lugar al que acudían los representantes del Gobierno y las celebridades. Allí se alojaron personalidades como el escritor Rafael Alberti y, más cerca en el tiempo, celebridades como Madonna y Beyoncé.

Últimamente había perdido algo de brillo con la apertura de nuevos hoteles en La Habana, pero seguía siendo un lugar de categoría. Según su página de Facebook, el hotel iba a reabrir sus puertas en cuatro días tras la pandemia.

El ministro de Turismo de Cuba, Juan Carlos García Granda, confirmó que el hotel no estaba abierto al público y se preparaba para volver a operar el 10 de mayo. Hasta el anoche, según declaró al diario “Granma”, no se había reportado ningún extranjero herido o fallecido, aunque aclararon que había que esperar a tener informaciones precisas.

García Granda destacó que tampoco se tenía precisión sobre la cantidad de trabajadores del sector heridos por lo sorpresivo del hecho, siempre con la esperanza de que estén vivos.

“Nunca nos había pasado un accidente de esta magnitud, por lo que estamos dolidos. Sobre el tema pueden existir manipulaciones, pero daremos toda la evidencia, siempre con la verdad”, dijo a la prensa.

El Hotel Saratoga, una estructura del siglo XIX ubicada en el Paseo del Prado, en La Habana Vieja, es un hotel cinco estrellas con 96 habitaciones, bares, restaurantes y una piscina en la azotea con una vista panorámica de la ciudad.

El primer Hotel Saratoga fue encargado en 1879, por un comerciante español que tenía varios hoteles, en la calle Monte. El nuevo edificio fue construido en 1880 para albergar almacenes, fue remodelado como hotel en 1933 y reinaugurado en 2005. Su terraza, llamada Aires Libres, fue un importante centro cultural y tradicional en el siglo XX.

Comentarios