Ser futbolista profesional no es nada sencillo

El defensor de Boca, Carlos Zambrano, dio a entender que no ve las horas de dejar el fútbol; jugadores de San Martín y Atlético tomaron posición y relataron sus experiencias

Ser futbolista profesional no es nada sencillo
07 Mayo 2022

Gonzalo Cabrera Terrazas

LG Deportiva

“No quiero levantarme, quiero ya acabar esto”. Tan contundente como sorpresiva resultó la frase de Carlos Zambrano, defensor central de Boca, dejando en claro que pensaba en un retiro casi inminente. Sus palabras revolucionaron por completo todo el fútbol argentino. Si bien, horas más tarde, intentó aclarar sus dichos (según él, se malinterpretaron), el tema quedó instalado. “El futbolista juega hasta los 35 o 36 años; hasta que se siente cómodo. Uno después tiene que dar un paso al costado porque vienen pibes con mucho talento”, explicó intentando calmar las aguas.

Zambrano está disputando el torneo y la Copa Libertadores con el “Xeneize”; además, tiene por delante el Repechaje a Qatar 2022 con su Selección. Por eso, la entrevista que le dio a un canal de su país retumbó fuerte y dejó picando una pregunta recurrente. ¿Es tan difícil ser futbolista profesional? ¿Los protagonistas sufren o disfrutan su profesión? ¿Qué sacrificios deben afrontar? ¿La edad es un motivo real para abandonar o hay otros factores por detrás?

Jugadores “Decanos” y “Santos” tomaron la palabra y, en diálogo con LG Deportiva, se refirieron al tema.

“Uno desde chico sueña con jugar al fútbol y sabe lo que implica; como por ejemplo alejarte de tu familia”, dijo Mauro Bellone, aunque él siente que son cosas que deben aceptarse. “Somos unos afortunados de poder vivir de esto”, replicó quien regresó al país a principio de año, luego de su travesía en el fútbol de Chipre.

Muchos minimizan las “contras” al compararlas con la “buena vida” que lleva un futbolista de elite. Sin embargo, no siempre es así. “Es un gran sacrificio y esfuerzo. En lo personal, ahora tengo el auto, pero antes me levantaba todos los días a las 6 de la mañana para tomar el colectivo y venir al complejo”, explicó Gabriel Risso Patrón, uno de los tucumanos del plantel “Decano”.

“Atrás de todo eso, hay muchísimas cosas. No todo es color de rosa. Tenés dolores físicos, tiempo, viajes y perdés muchos eventos familiares. Pero hay que reconocer que el futbolista en este país es muy reconocido”, agregó su compañero Marcelo Ortiz.

Hernán Pellerano es uno de los referentes de San Martín y tiene sobre el lomo una carrera impecable, construida a base de esfuerzo y mucho sacrificio. Según él, los futbolistas disfrutan de su profesión constantemente, ya que viven el sueño de cualquier niño: jugar a la pelota. “No es tan fácil como lo ven los hinchas, pero tampoco es una vida extremadamente sacrificada. Hacemos lo que nos gusta, lo que la mayoría de la gente cuando es chica quiere cumplir. Encima, hoy para nosotros, es una fuente de trabajo”, dijo “Pelle”, antes de ahondar un poco más en el tema. “Ser sacrificado para mí es otra cosa. Es hacer un trabajo que no te gusta; o la persona que se levanta a la seis de la mañana vuelve a su casa a las 10 de la noche. Pero, si es verdad que debés cumplir algunas cosas para poder llegar al deporte de alto rendimiento”, sentenció.

A diferencia de cualquier otro trabajo, los futbolistas viven en una constante evaluación. Para el hincha, cuando el equipo gana, son los mejores y cuando pierden, no hay palabras para describirlos. “Eso es algo muy duro. Estamos en una sociedad muy complicada y con el tema de las redes sociales, se hace todo mucho más difícil. Eso ya lo trabajé y gracias a Dios ya no me afecta”, afirmó Ortiz. “En la mayoría de los trabajos vos estás de lunes a viernes y los fines de semana tenés libre para aprovecharlos con tu familia. Pero a nosotros no nos alcanza hacer las cosas bien en la semana. El fútbol te exige eso”, agregó Pellerano.

Pasan los años y en nuestro país y muchos rincones del mundo, al futbolista se le exige más y más. Por eso, aunque no lo parezca, ser futbolista no es una tarea sencilla.

Señales que apuntan a un inminente retiro

A una cierta edad, un jugador de fútbol comienza a pensar en el retiro porque considera que su carrera deportiva está consumada o porque el “bichito” ya no genera lo mismo; incluso, algunos se ven obligados a hacerlo por causas de fuerza mayor (lesiones).

Luego de sus declaraciones, Carlos Zambrano recibió el respaldo de Juan Simón, otrora ídolo “xeneize” y actual columnista en un canal de deportes. “Seis meses antes de dejar de jugar yo dije algo parecido. Después, por supuesto me agarró el técnico y me hizo algunos reproches. Pero yo lo entiendo perfectamente porque a la edad que tiene él, empezás a analizar la cuestión del retiro”, dijo el ex central.

Si bien dentro de la cancha rinde como en sus grandes épocas, Hernán Pellerano ya tiene 37 años y entiende que Zambrano puede estar viviendo un proceso de desmotivación que lo llevó a pensar en el retiro. “El día que me pase eso seguramente dejaré de jugar. Hoy disfruto del día a día. Me levanto todos los días con ganas de aprender y entrenar”, sentenció el defensor “santo”.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios