Rugby: impronta y empuje taurino

Huirapuca sumó otro sólido triunfo a su foja el fin de semana y confirmó sus aspiraciones

LA UNIÓN HACE LA FUERZA. El pack de Huirapuca, firme en el contundente triunfo sobre Universitario de Salta. El equipo sureño viene mejorando en las formaciones.  LA UNIÓN HACE LA FUERZA. El pack de Huirapuca, firme en el contundente triunfo sobre Universitario de Salta. El equipo sureño viene mejorando en las formaciones. LA GACETA / FOTOS DE OSVALDO RIPOLL
03 Mayo 2022

Al Regional “Julio Coria” todavía le queda un largo camino por delante, donde todo puede pasar, pero a la luz de lo acontecido hasta ahora es posible hacer algunas proyecciones. Una de ellas es que Huirapuca parece decidido a ser uno de los protagonistas centrales del torneo, a diferencia de un Anual 2021 que no le dejó grandes imágenes para atesorar en el recuerdo. Hasta ahora, el paso del “Gaucho” viene siendo firme: de sus siete presentaciones, cinco terminaron en triunfo. El último, un inapelable 48-14 sobre Universitario de Salta. De tal suerte, a falta de dos fechas para el final de la primera rueda clasificatoria, “Huira” marcha segundo con 23 unidades, a siete del imparable líder Tucumán Rugby.

“Estamos teniendo una buena competencia interna en muchos puestos y eso nos hizo levantar el nivel. Además, se han sumado jugadores que habían pasado por juveniles y que por diferentes razones no habían estado en el plantel superior. Hoy algunos están en Primera y otros en Intermedia. Esa es otra clave: tenemos una Intermedia muy competitiva, que ha ganado todos sus partidos”, repasa Jesús Albornoz, el más experimentado dentro de un plantel bastante joven en promedio y bajo las órdenes de gente que sabe: junto a Tristán Molinuevo, completan el staff Francisco Herrera y Federico González.

Sin embargo, este año “Huira” ha sumado un plus: la experiencia de Alejandro Carrier, el popular “Toro Moto”, histórico primera línea del club y hombre récord con más de 30 temporadas en Primera División. Alejado del rugby por cuestiones laborales (aunque va a ver los partidos), Carrier admite que por lo general prefiere no intervenir, porque sabe que los tiempos han cambiado y los chicos ven las cosas de manera diferente a la de sus tiempos. Sin embargo, aceptó brindar su colaboración por el afecto que lo une a quienes integran el staff técnico. “A ellos los entrené en rugby infantil y luego fueron compañeros míos en la Primera. Son amigos que quiero mucho. Cuando me pidieron que me sumara, vi algunos partidos por la tele y observé que en el scrum se estaban cometiendo algunos errores, así que me sumé para aportar lo que yo sé. Soy un simple colaborador y trato de transmitirles a los chicos lo que implica el scrum y cómo se debe formar correctamente para que haya menos riesgo de que se lastimen”, resume Carrier la función que lo trajo de regreso.

Si bien ya se han visto avances en las formaciones de “Huira” desde su arribo, el “Toro Moto” advierte que es un proceso lento que requiere de mucha paciencia y trabajo. “Lo importante es cambiar la cabeza. El 99% del ser humano está ahí. Con algunos conceptos y muchas ganas de trabajar, estamos yendo pasito a pasito hacia adelante. Esto no es de un día para el otro. Hay que hacerlo de a poco y que ellos vayan viendo cuáles son las diferencias, porque el scrum es una formación que tiene muchos detalles que pulir”, asegura el ex pilar, que conoce las entrañas de esa formación como nadie.

En las dos fechas que restan para cerrar la primera mitad de la fase clasificatoria, Huirapuca enfrentará dos pruebas de fuego: primero visitará a Lawn Tennis, que viene levantando, y luego recibirá en Concepción al líder e invicto Tucumán Rugby. Dos grandes desafíos para un pack sureño que ha tomado impronta y empuje taurino al amparo de Carrier (y también del “Toro” Herrera, claro). “Los chicos están trabajando bien y a medida que pase el tiempo, se irán viendo esos avances. La única forma de mejorar es esa: trabajo, trabajo y más trabajo”, pondera Carrier.

Comentarios