¿Qué son y por qué son importantes las vacunas de rutina?

El Calendario Nacional de Vacunación, uno de los más completos del mundo, está diseñado para protegernos en todas las edades.

CUIDADOS SIN DISTINCIÓN. Hay vacunas para todas las etapas de la vida.  CUIDADOS SIN DISTINCIÓN. Hay vacunas para todas las etapas de la vida.
29 Abril 2022

Las vacunas de rutina son las que se recomiendan para todas las personas, según la edad y su historia personal. Durante sus primeros seis meses hay dos formas de ayudar a un bebé a defenderse de enfermedades graves, muchas de ellas mortales: la teta y las 11 vacunas que para ese lapso están previstas en el calendario nacional.

Y ese calendario no prevé sólo inmunización de niños; también hay vacunas de rutina para adolescentes, embarazadas, adultos y adultos mayores. “Y están disponibles todas”, aseguró Ricardo Cortés, jefe del Departamento de Inmunología del Siprosa. “Cada una está diseñada para proteger de las enfermedades que más afectan en cada momento de la vida”, destaca.

“Los adultos necesitan estar inmunizados contra hepatitis B; contra tétanos y difteria (se usa la vacuna Doble Bacteriana) y con la Triple Viral que protege de sarampión, rubéola y paperas”, recordó el especialista y resaltó que los mayores de 65 años deben sumar la vacuna contra la neumonía y, una vez al año, la antigripal.

Por qué las necesito

Uno de los mitos que circulan es que las enfermedades prevenibles por vacunas están casi erradicadas. Pero la pandemia de Covid-19, el brote de gripe de hace unas semanas, y el resurgimiento del sarampión, para nombrar sólo tres ejemplos, muestran lo contrario. Pero incluso las enfermedades que en nuestro país son poco comunes, lo son, precisamente, gracias a la vacunación. Pero no lo son en otras zonas del mundo, y una persona que transporta gérmenes puede transmitirlos a personas no protegidas. Es un grupo estadísticamente pequeño (pero son el 10 % de la población, o sea muchos miles) que no pueden recibir algunas vacunas: recién nacidos y niños pequeños, embarazadas, personas transplantadas, pacientes inmunodeprimidos... Para ellos, quienes tenemos las vacunas al día somos escudo protector.

“Se conoce como inmunidad de rebaño o de grupo, y cuando ella se rompe, se produce riesgo para la población en general. Es necesario que el 90 % de la población esté inmunizada para proteger al otro 10%”, advirtió Pablo Yedlin, especialista en sistemas de salud y seguridad social, y autor de la Ley de Vacunas (N° 27.491) de la Argentina. Además, no todas las enfermedades se pueden eliminar, por ejemplo la gripe y la tos convulsa. “Y sí o sí hay que reforzar cada 10 años la antitetánica”, enfatizó Cortez.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios