Presbítero Marcelo Barrionuevo: "En la Argentina un turismo religioso ha ido in crescendo"

El sacerdote dialogó con el conductor de "Panorama Tucumano", Federico van Mameren, sobre múltiples temas.

13 Abril 2022

En ocasiones, una entrevista originariamente pensada para el desarrollo de una cuestión determinada cobra vida propia, y comienza a dispersarse hacia múltiples temáticas.

Eso ocurrió esta noche en "Panorama Tucumano", el programa insigne de LGPlay. El presbítero Marcelo Barrionuevo había sido convocado por la producción en las vísperas de los últimos días de la Semana Santa, para que hable sobre el contenido de la festividad religiosa, y su mezcla con los feriados turísticos. Pero el sacerdote, motivado por el conductor del ciclo, el periodista Federico van Mameren, terminó hablando de la pandemia, del sentimiendo que suele imperar en quien se confiesa, de la tecnología y su relación con la religiosidad, de la convocatoria de los fieles a misa, entre otras cuestiones.

A continuación, algunas frases que pronunció Barrionuevo durante la distendida entrevista:

- "A veces cambio la homilía al ver el rostro de la gente; intuyo cosas".

- "Hay una influencia uruguaya en la Semana Santa; por supuesto que allá existe, es algo que no se puede borrar, pero se llama 'Semana del turismo'. Por eso tuvimos muchos uruguayos en el país por estos días".

- "Sostengo que el año normal comienza después de Pascuas, porque hasta ese momento uno viene de las vacaciones, luego llegan los feriados de Carnaval, y de Semana Santa; y recién después comienza a darse un período de normalidad en el trabajo, durante el cual existe tal vez un feriado".

- "En la Argentina vemos que un turismo religioso ha ido in crescendo, en todos los rincones del país. Podemos ver mucha participación artística, mucha música, mucho teatro. Se ven grandes via crucis; y en todas las parroquias de los barrios hay alguna expresión cultural. Y esto es muy bueno, porque en los sectores vulnerables hay pocas posibilidades de que vivan una experiencia cultural".

- "El progreso de la ciencia y de la tecnología es imparable, y va generando nuevos paradigmas. El mundo virtual se hace una realidad cercana, y lo tenés en tus manos, con el celular. Y el progreso tecnológico también habilita un proceso interno en la Iglesia; y aparecen los misioneros digitales, curas que desde sus cuentas de redes sociales -principalmente de Instagram- tienen una audiencia".

- "Durante la pandemia (de coronavirus) hemos vivido dos años de miedo; todo el mundo fue afectado por el miedo. Y el miedo no solo te baja las defensas, sino que te genera situaciones muy complejas desde lo psicológico. Hasta hoy he atendido personas que desde diciembre de 2019 o desde enero de 2020 no salían. Mucha gente se encuentra turbada, ha perdido el horizonte. Hay chicos que han cambiado; los padres me cuentan que este encierro cambió a sus hijos, y no saben cómo reencauzarlos".

- "Tras el retorno a la presencialidad se ha perdido el hábito de asistir a misa. La participación ha caído un 30%, y me preocupa. Antes, entre un 7% y un 10% de los católicos iban a misa en la Argentina. Y hoy, mucho depende de la creatividad de los párrocos, en el modo de salir a buscar. Hay que tener una mayor cercanía".

- "En las confesiones he vivido experiencias muy ricas, de  mucho contenido teológico, de experiencia pastoral. Uno aprende mucho. Llevo 30 años atendiendo personas; y he aprendido -uno nunca deja de aprender-: aprendemos de familia, de economía, de temor, de liberación. Y voy cambiando. Y cuando veo a un enfermo agonizante, siento esa calma, cómo que el cuerpo se relaja".

- "Hay que distinguir entre el sector vulnerable que siempre lo ha sido y el de la clase media que se ha empobrecido. En este último hay mayor dolor, porque hay conocimiento, y se sabe que se ha perdido calidad de vida".

- "La droga es un problema transversal, que se ha mezclado en todos los sectores sociales".

- "Estamos educados en una cultura de grieta. Nos parece normal estar divididos. Se genera la grieta como herramienta de poder, como modo de presión".

- "Aquello del 'Papa peronista' tiene más que ver con un relato de algunos que quieren colocar un mote que no corresponde".

Comentarios