A través de un proyecto proponen modificar el huso horario del país: ¿qué significa?

Se presentó en la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados de Mendoza. Sugiere llevar el huso horario de -3 a -4 y así aprovechar más la luz natural.

LA GACETA / ARCHIVO LA GACETA / ARCHIVO
07 Abril 2022

La Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados de Mendoza presentó un proyecto de ley para cambiar la hora oficial en el país, modificando el huso horario de -3 y llevarlo a -4.

El diputado nacional de la UCR, Julio Cobos expuso la propuesta y explicó que busca “establecer como hora oficial en toda la Argentina, la del uso horario de cuatro horas al Oeste del meridiano de Greenwich, que es en realidad la que nos corresponde dentro del Sistema Internacional de los Husos Horarios”.

El proyecto apunta a mover el huso de -3 a -4 en el horario de otoño a invierno para poder aprovechar la luz natural.

A la sesión, que se realizó de manera virtual, acudieron varios investigadores, entre ellos, el biólogo e investigador del Conicet, Diego Golombek

"Si vemos el mapa de husos horarios, a casi todo el territorio nacional le corresponde el huso horario -4 (o sea, 4 horas al oeste de Greenwich). Hay una franja al oeste que incluso queda en el huso -5", explicó el especialista en su cuenta de Twitter.

Golombek sostiene que el país comenzó a alternar horario de verano (zona horaria -3) con horario de invierno (zona horaria -4) en 1930, aduciendo "beneficios energéticos".

"Hacia 1974 nos quedamos en zona -3 como permanente, e incluso alternando con zona -2 para horario de verano, cada vez más alejados de nuestro horario natural. Habernos quedado en -3 en lugar de -4 es un equívoco que no se logra explicar claramente", agregó en un hilo de tuits.

Cobos aclaró que el país tiene "una de las mayores diferencias entre la hora solar y la hora oficial", lo que afecta no solo al consumo de electricidad sino también al "desempeño escolar". 

"Buscamos lograr una mayor coincidencia entre la hora solar y la oficial, y así activar el sistema circadiano de cada persona”, concluyó el legislador.

Qué diferencia hay entre el huso horario y los cambios estacionales

Puede prestar a confusión, pero cuando hablamos de cambiar el huso horario hacemos referencia a poner el reloj oficial más parecido a la hora solar, que a la mañana amanezca con luz natural y no de noche.

“Como tenemos menos horas de luz, se siente mucho más el error grande que tiene la Argentina. En el oeste esto es muy marcado, en Buenos Aires está corrido alrededor de 40 minutos, pero en Mendoza -por ejemplo- tenemos corrida una hora y 40″, señaló la directora del Instituto de Ambiente, Hábitat y Energía (INAHE) del Conicet, Andrea Pattinien, en diálogo con el portal TN.

Los cambios estacionales, en cambio, son una alternativa que se usa para adelantar o atrasar una hora y poder aprovechar más horas de luz natural. Según lo que analizó la investigadora, estas modificaciones en verano y en invierno no dan mucho resultado: “No es tan impactante el cambio, es más impactante que coincida el reloj con el período solar”.

En ese sentido, Golombek afirma que: “Los cambios de verano e invierno no tienen grandes beneficios (de hecho, todo lo contrario), y el presumible ahorro energético es complejo y depende mucho de las variables que se estén midiendo. Lo que se ahorra por un lado, se gasta por otro”.

Tamaño texto
Comentarios