La amenaza rusa afecta a los mercados europeos

La tensión entre Rusia y Ucrania, que podría devenir en una acción militar, complica la situación económica del viejo continente y, como consecuencia, a los mercados mundiales.

GASODUCTO. Alemania amenazó a Rusia con detener el nuevo gasoducto Nord Stream 2 si avanzan en los conflictos con Ucrania. reuters GASODUCTO. Alemania amenazó a Rusia con detener el nuevo gasoducto Nord Stream 2 si avanzan en los conflictos con Ucrania. reuters
22 Enero 2022

El conflicto entre Rusia y Ucrania sólo escaló en los últimos meses y una posible invasión de los rusos a los ucranianos se haría sentir en los mercados mundiales. Desde los precios del trigo y la energía y los bonos soberanos en dólares de la región hasta los activos seguros, todos se verían afectados por la problemática.

Refugios

La inflación que escaló a máximos que no se registraban hace varias décadas y las inminentes subidas de las tasas de interés de Estados Unidos han provocado un mal mes para los mercados de bonos, pero un conflicto abierto entre Rusia y Ucrania podría cambiar la situación.

Los rendimientos del tesoro estadounidense a dos años han experimentado el mayor salto mensual desde 2016 y las tasas a 10 años parecían dirigirse a un nivel cercano del 2%. En Alemania, mientras, los rendimientos a 10 años subieron por encima del 0% por primera vez desde 2019.

Un evento de riesgo importante suele hacer que los inversores vuelvan corriendo a los bonos, que representan los activos más seguros del planeta. Esta vez puede no ser diferente, incluso si una invasión rusa de Ucrania corre el riesgo de avivar aún más los precios del petróleo y, por lo tanto, la inflación.

“Claramente, si la historia de Ucrania fuera mal, habría una demanda significativa por los bonos del Tesoro, y esta noción de que el de 10 años llegaría al 2% se pondría en compás de espera”, dijo Padhraic Garvey, jefe regional de investigación para las Américas de ING.

Otros valores seguros a los que apostar, según el mismo experto, son el oro, que ya está en máximos dos meses, y el yen.

Cereales y trigo

Cualquier interrupción del flujo de cereales desde la región del Mar Negro puede tener un gran impacto en los precios y añadir más combustible a la inflación de los alimentos, en un momento en el que su asequibilidad es una gran preocupación en todo el mundo tras los daños económicos causados por la pandemia de Covid-19.

Cuatro grandes exportadores -Ucrania, Rusia, Kazajistán y Rumania- envían grano desde los puertos del Mar Negro, que podrían sufrir interrupciones por cualquier acción militar o sanción, y eso encarecería su precio.

Se prevé, además, que Ucrania sea el tercer exportador mundial de maíz en la temporada 2021 y 2022, y el cuarto de trigo, según datos del Consejo Internacional de Cereales. Rusia, por su parte, es el primer exportador mundial de trigo. “Los riesgos geopolíticos han aumentado en los últimos meses en la región del Mar Negro, lo que podría influir en los precios del trigo en el futuro”, indicó Dominic Schnider, estratega de UBS.

Gas natural y petróleo

Los mercados energéticos también pueden verse afectados si la tensión deviene en conflicto. Europa depende de Rusia para alrededor del 35% de su gas natural, que en su mayor parte consiguen a través de gasoductos que atraviesan Bielorrusia y Polonia hasta Alemania. Nord Stream 1 va directamente a Alemania y otros pasan a través de Ucrania.

En 2020, los volúmenes de gas de Rusia a Europa cayeron después de que los cierres suprimieran la demanda y no se recuperaron del todo durante el año pasado, cuando el consumo se disparó, contribuyendo a que los precios alcanzaran máximos históricos.

Como parte de las posibles sanciones si Rusia invade Ucrania, Alemania informó que detendría el nuevo gasoducto Nord Stream 2 desde Rusia, con el cual se esperaba que aumenten las importaciones de gas al bloque, pero que también incrementa la dependencia de Moscú para obtener energía.

El analista de materias primas de SEB, Bjarne Schieldrop, dijo que los mercados verían reducidas de forma significativa las exportaciones de gas natural de Rusia a Europa Occidental, tanto a través de Ucrania como de Bielorrusia, en caso de que se lleven adelante las sanciones.

Los mercados del petróleo también podrían verse afectados. JP Morgan afirmó que la tensión supone un riesgo de “repunte importante” de los precios del petróleo y señaló que una subida a 150 dólares por barril reduciría el crecimiento del PIB mundial a sólo un 0,9% anualizado en el primer semestre del año, mientras que la inflación se duplicaría con creces hasta el 7,2%.

Bonos y divisas en dólares

En caso de una acción militar, los activos rusos y ucranianos estarán en el frente de las consecuencias para los mercados. Los bonos en dólares de ambos países tuvieron un rendimiento inferior al de sus pares en los últimos meses, ya que los inversores recortaron su exposición por la escalada entre Washington y sus aliados con Moscú.

Los mercados de renta fija de Ucrania son principalmente competencia de los inversores de los mercados emergentes; mientras que la posición general de Rusia en los mercados de capitales se ha reducido en los últimos años debido a las sanciones y la tensión geopolítica.

Sin embargo, el rublo ruso y la Grivna ucraniana también han sufrido, convirtiéndolas en las divisas de peor rendimiento entre los mercados emergentes en lo que va del año.

La geopolítica en la frontera entre Ucrania y Rusia presentó “incertidumbres sustanciales” para los mercados de divisas, según indicó Chris Turner, jefe global de mercados de ING. “Los acontecimientos de finales de 2014 nos recuerdan las brechas de liquidez y el acaparamiento de dólares estadounidenses que llevaron a una caída sustancial del rublo”, dijo Turner. (Reuters).

Tamaño texto
Comentarios