Sospecha que un vecino le incendió la moto dentro del edificio

“Fue horrible el momento que pasamos; lo primero que hice es llevar a mi esposa y a mi hijo a la terraza”, manifestó la víctima.

14 Ene 2022 Por Luciana Nadales
1

COMPLETAMENTE DESTRUIDA. En este estado quedó la motocicleta.

“Me acosté a dormir la siesta cuando volví del trabajo y un vecino me avisó que se quemaba mi moto”, expresó J.N., quien sospecha que un vecino le habría prendido fuego al rodado. “Lo primero que hice es llevar a mi esposa e hijo a la terraza”, señaló. El hecho ocurrió en un edificio de Ayacucho al 900 el miércoles a las 15.

“Estamos con mucho miedo después de lo que pasó. Todavía no sabemos quién incendió mi moto, pero sospechamos de una familia que vive en el edificio. Era nueva y es difícil que se haya incendiado sola”, contó.

Según dijo la víctima, hace tiempo que reside en el lugar junto con su esposa y su hijo, quien tiene una discapacidad y ese es el motivo por el cual el hombre deja el rodado en planta baja al lado de su puerta.

“Hace tiempo que le pedí permiso a la administradora para poder dejar la moto ahí porque muchas veces tenemos que salir de urgencia al hospital por mi hijo. La moto queda al lado de la escalera y desde hace un tiempo recibo quejas de un vecino en particular”, expresó.

Además, dijo que, en dos oportunidades anteriores, este vecino habría sido agresivo y una vez encontró el asiento de su motocicleta rayado. “Ese día volví y vi el asiento rasgado, pregunté a varios vecinos si sabían que pasó y nadie sabía contestarme, sin embargo, todos sospechan de esta persona. No entiendo como alguien puede ser tan malo, hacernos esto y más conociendo la situación de mi hijo”, agregó.

El miércoles, minutos después que J.N. regresara de trabajar, almorzó con su familia y se acostó. Un vecino golpeó a su puerta y le avisó que su moto se quemaba. El rodado quedó destruido y el edificio se llenó de humo, lo que provocó que el hijo de la víctima se sintiera asfixiado. “Lo material sí importa, pero no tanto como la salud de todas las familias que estamos ahí. Fue horrible el momento, y muy peligroso”, dijo.

Personal de Bomberos y la Policía llegaron 30 minutos después del incidente e hicieron salir a todos los vecinos para trabajar en el lugar. La causa está a cargo de la Unidad Fiscal de Delitos Complejos.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Temas

Violencia
Comentarios