La de 2021, la segunda inflación más alta en tres décadas

El aumento de los precios sigue siendo una materia por resolver para el Gobierno.

13 Ene 2022 Por Marcelo Aguaysol
1

La inflación del último mes de 2021 ha sido más alta de la que habían proyectado los 37 analistas y consultoras que participan del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) ha revelado que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de diciembre cerró en un 3,8%, por lo que la inflación para todo el año pasado terminó en el 50,9%. Ese resultado ha demostrado que la Argentina sigue siendo uno de los pocos países que se sostiene con tasas escandalosas de inflación y que el resultado de 2021 ha sido el segundo más elevado en 30 años, de acuerdo con un reporte elaborado por el economista Nadin Argañaraz. La mayor en esas tres décadas se ha dado en 2019, con un 53,8% .

Si se considera la distribución por rango, se aprecia que en dos años la inflación fue mayor a 50%, en dos años estuvo entre 40% y 50%, y en tres años entre 30% y 40%, puntualiza el director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).  La inflación es un síntoma crónico del funcionamiento económico de nuestro país. El desafío de bajarla de manera sostenida sigue estando plenamente vigente, como ocurre desde hace muchos años, define el economista.

Una inflación promedio anual del 18% durante 30 años es algo realmente preocupante para el desarrollo económico y social. Con esta inflación de 2021, el arrastre estadístico para este 2022 (inflación promedio) es de 18,7%. Es decir, que la inflación seguirá en altos niveles durante este año, continuando las distorsiones que genera una inflación alta, principalmente para los sectores sociales de menores ingresos, advierte Argañaraz.

En el Relevamiento del Banco Central (BCRA), los expertos vaticinaron que el IPC de este año será del 54,8% interanual, mientras que el pronóstico para 2023 ha sido del 43,4%, mientras que para 2024 se cree que el índice podría bajar al 35%.

El ritmo de aumento de los precios empezó 2021 con una importante inercia (en el último trimestre de 2020 promedió 3,7% mensual) y en los primeros tres meses del año subió un escalón al promediar 4,1%, con un pico de 4,8% en marzo, recuerda un reporte de Ecolatina. El temprano desborde de la pauta inflacionaria oficial (29%) motivó a que los esfuerzos se concentren en controlar la dinámica tanto del tipo de cambio oficial como de las tarifas, especialmente teniendo las elecciones en el horizonte. Así, se suspendieron los aumentos tarifarios previstos en el presupuesto (autorizando sólo un 9%) y el tipo de cambio oficial pasó a crecer a un ritmo de 1% mensual, aumentando a fin de año a la mitad del ritmo de la inflación y acumulando un atraso de 13% en términos reales, acota la consulora. Cabe señalar que esta dinámica pudo ser llevada a cabo por lo mencionado anteriormente en el plano fiscal y externo: el aumento en el pago de subsidios no alcanzó a compensar la mejora en el resultado primario, al tiempo que la mayor disponibilidad de divisas facilitó al BCRA la administración de la moderada trayectoria del dólar oficial.

El atraso cambiario y tarifario (el Gobierno ya anunció que permitirá una corrección inicial del 20%) y la estrategia de acuerdos de precios de consumo masivo no serán suficientes para haya un shock en la reducción de las presiones inflacionarias. Sin embargo, desde el Ministerio de Economía de la Nación creen que, en el marco de un alza de los precios a nivel global, el Gobierno continúa trabajando para alinear las expectativas de precios y salarios de cara a 2022. En esa orientación, el área que conduce Martín Guzmán inscribe la nueva etapa de Precios Cuidados, que contempla una canasta de 1.321 productos de consumo masivo con precios acordados con más de un centenar de empresas.

Según la Fundación Libertad y Progreso, la gestión del presidente Alberto Fernández tuvo un alivio esporádico de la inflación en 2020, producto de la caída del 10% de la actividad económica. En 2020 la inflación anual fue de 36,1%. A medida que las restricciones a la circulación se fueron levantando, el dinero inyectado por el BCRA para financiar los gastos de la pandemia fueron impactando en los precios, llevando a la inflación a ubicarse en niveles superiores al 50%, cerrando 2021 en 50,2%, según sus cálculos.

”Además de que la inflación de 2021 fue de las más altas de la serie, hay que tener en cuenta que hay un componente muy importante de inflación reprimida que se va a reflejar recién en este 2022. Por ejemplo, el año pasado las tarifas de servicios públicos se mantuvieron prácticamente congeladas y hubo atraso en el tipo de cambio. A medida que se normalicen estas variables tendrán impacto en la inflación de este año”, dijo Diego Piccardo, economista de la fundación.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Temas

Inflación
Comentarios