Intensa producción de publicaciones literarias

Durante mucho tiempo, llegar a publicar un libro era una proeza y un desafío para muchos escritores. El escollo económico era, sin duda, la adversidad más importante a superar y también el hecho de que era muy difícil que las editoriales se interesaran por la producción de los autores poco conocidos o directamente desconocidos. En los últimos años, esa realidad comenzó a cambiar. El surgimiento de pequeñas editoriales permitió que las obras de varios literatos tucumanos salieran a la luz, a través de ediciones dignas.

Ediciones del Parque Gerania, Minibús, Trompetas Completas, La aguja de Buffon, Culiquitaca, El Cruce Cartonero, Tucumán Escribe, Falta Envido, La Papa son algunos de estos emprendimientos editoriales. El constante avance tecnológico contribuyó a vencer los obstáculos económicos. Las publicaciones digitales proliferaron y permitieron una masiva divulgación, donde justamente radica el principal inconveniente del libro físico que tiene dificultades para llegar al lector porque generalmente, las librerías son reticentes a vender obras de autores locales, especialmente aquellas que constituyen una cadena en varias provincias del país.

La poesía y los microrrelatos tuvieron un despliegue inusitado en los últimos tiempos. Pero también se rescataron textos narrativos de autores casi olvidados que tuvieron sus más de cinco minutos de fama. En 2021, La Papa y Falta Envido desempolvaron las obras de del tucumano Eduardo Perrone (1940-2009). La primera inauguró la Colección Ecos, que abordará en el futuro a otros autores destacados de la literatura tucumana.

Humanitas, la editorial de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNT, siguió rescatando la producción de escritores locales, cuyas obras se agotaron hace mucho tiempo y no fueron reeditadas. Publicó libros de Alberto Rojas Paz, Luis Alberto Díaz, Juan E. González, así como trabajos que tienen que ver con los movimientos sociales en la provincia como “¿Por qué arde Tucumán? Cierre de ingenios y conflictos sociales, 1966-1973”, libro de Silvia Gabriela Nassif Daniela Wieder y Ximena Rosich. El broche de oro fue la publicación de “La Carpa. Cuadernos y boletines de 1944”, que es la obra completa del grupo reunida en un solo volumen, trabajo de Soledad Martínez Zuccardi. En 1944, el grupo La Carpa publicó cuatro cuadernos bimestrales con poemas, cuentos, ensayos, reseñas de libros y de muestras de arte y hasta una sección de noticias culturales. La editorial de la UNT cerró su actividad anual con la edición de “El cuerpo cósmico”, del poeta Arturo Álvarez Sosa.

Una intensa actividad tuvo también el Fondo Editorial Aconquija, del Ente Cultural de Tucumán, cuyo propósito es ayudar a visibilizar la producción literaria e intelectual de la provincia. Entre 2020 y 2021, publicó 21 libros. Al decir del presidente del Ente Cultural, constituye la mayor cantidad de libros editados en la historia de la provincia en ese lapso. En la selección de autores publicados confluyeron escritores que tienen ya una trayectoria con otros cuyos comienzos son recientes, pero promisorios. Sería positivo que estas publicaciones no solo tuvieran la difusión necesaria para que los comprovincianos las conozcan, sino que a través del sistema educativo en todos sus niveles la literatura tucumana fuera objeto de estudio por el hecho de que no se puede querer lo que no se conoce.

Tamaño texto
Comentarios