Semana clave para llegar al acuerdo técnico entre el Gobierno y el FMI por la deuda externa

Los puntos claves de las reuniones en EEUU pasan por el ajuste del déficit fiscal, la política cambiaria y la reserva. Faltará el aval político.

07 Dic 2021 Por Daniel Salvador
1

EL EQUIPO ARGENTINO. Los técnicos de Hacienda y del Banco Central buscarán arrimar posiciones con los del FMi respecto del nuevo programa financiero.

La delegación de funcionario argentinos que llegó a Washington elaboró la agenda de reuniones con los técnicos del Fondo Monetario Internacional en busca de un entendimiento técnico con el organismo. El Gobierno argentino pretende reestructurar loa vencimientos con el FMI por unos U$S 43.200 millones, antes de fin de año.

Los funcionarios del Ministerio de Economía y del Banco Central apenas llegaron a Washington prepararon la hoja de ruta de encuentros técnicos con el staff del Fondo, que estará liderado por la directora adjunta del Departamento del Hemisferio Occidental Julie Kozack y el jefe de la misión del FMI para la argentina, Luis Cubeddu.

Por parte del Gobierno participarán el director para el Cono Sur ante el directorio del Fondo, Sergio Chodos, quien además actúa como mano derecha del ministro de Economía Martín Guzmán desde que comenzó el proceso de reestructuración de la deuda el año pasado, el viceministro Fernando Morra, el subsecretario de Finanzas Ramiro Tosi y, por parte del Banco Central, el vicepresidente Jorge Carreras y el subgerente General de Investigaciones Económicas, Germán Feldman.

El objetivo de los enviados de Guzmán en esta semana es recortar diferencias entre las dos posturas que hay en la mesa de negociación. Desde Hacienda aclararon que esta semana no debería alcanzarse un entendimiento definitivo, sino que se tratará de ajustar “líneas de trabajo” con los técnicos del FMI.

En el última tramo de las negociaciones, cuando el acuerdo esté más encaminado, será el turno en que aparecerán en escena Guzmán y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, quienes tendrán que firmar el nuevo programa financiero, como es práctica del FMI.

Puntos centrales

El Gobierno quiere un acuerdo a fin de año, cuando se cumplirán 14 meses desde el inicio de las conversaciones. En las últimas horas un alto funcionario del equipo económico afirmó que “estamos muy encaminados”, pero el viernes pasado la directora gerenta del Fondo, Kristalina Georgieva aseguró: “hemos trabajado hasta ahora de manera constructiva, pero aún queda mucho por hacer”.

El programa plurianual que se discutirá con el FMI contendrá variables macroeconómicas decisivas para los próximos años, entre ellas el sendero de recorte del déficit fiscal. Mientras Guzmán oferta limitarlo a 3,3% del PBI para 2022, el Fondo pretende que sea 2,5% del PBI. Otro punto que divide las aguas es la política cambiaria: el FMI presta especial atención desde distintas aristas: nivel de las reservas, atraso del tipo de cambio mayorista brecha entre la cotización oficial y los tipos paralelos.

Hay mucha expectativa por el eventual acuerdo con el FMI, pero desde la Casa Rosada pusieron paños fríos sobre los tiempos. Estiman que para la semana que viene Guzmán puede llegar a presentar el plan plurianual que contendrá los lineamientos de lo acordado con el Fondo. Luego requerirá del aval político de Juntos por el Cambio en las dos cámaras del Congreso.

El plazo: marzo y el default

Cualquier negociación tiene límites y plazos, y la de la Argentina con el Fondo no es la excepción. El 20 de marzo de 2022 se deben pagar cerca de U$S 3.000 millones al FMI. Si no hay acuerdo antes, el país caerá en default. Hasta ese día el Presidente y el ministro de Economía tendrán plazo para cerrar con el Fondo y lograr que la oposición apoye un plan sustentable para el crecimiento del país.

Comentarios