Una diputada tucumana busca que se prohíba un aborto en un caso especial

La legisladora, junto a nueve pares más, presentaron esta iniciativa, denominada proyecto de Detección de Latido Cardíaco Fetal.

La diputada Lidia Ascárate. La diputada Lidia Ascárate. LA GACETA / ARCHIVO.
06 Diciembre 2021

En el marco de la nueva ley de aborto legal, la diputada Lidia Ascárate, junto a un grupo de nueve diputados, presentó un proyecto para prohibir la interrupción de un embarazo en el caso que el personal médico involucrado detecte la existencia de latido fetal a través de la realización previa de un ultrasonido.

El Proyecto de Detección de Latido Cardíaco Fetal establece como requisito previo para realizar o inducir intencionalmente un aborto o interrupción de embarazo, la realización de un ultrasonido por personal capacitado e idóneo de conformidad con las prácticas médicas estándares, a los efectos de determinar la detección de latidos fetales.

Los médicos, personal de salud y/o sistemas de salud no podrán realizar o inducir intencionalmente un aborto o interrupción del embarazo, si se detecta un latido cardíaco del/de los feto/s o niño/s en gestación, entendido el mismo como actividad cardíaca o contracción rítmica constante y repetitiva del corazón fetal, dentro del saco gestacional.

Se detalla en la iniciativa que quedan exceptuados del cumplimiento de la presente ley, aquellos casos en los que a consideración del médico, personal de salud o sistema de salud interviniente, la continuidad del embarazo implique un grave riesgo de vida para la madre gestante.

"El incesante avance de la ciencia , a través de diversas ramas como la medicina y la embriología, prueba la humanidad de la persona en gestación como antes no la conocíamos. En este sentido, el latido cardíaco fetal se ha convertido en una herramienta clave para predecir la viabilidad del feto o niño por nacer para llegar a nacer con vida, sabiendo que la actividad cardíaca fetal comienza en un momento biológico específico en el tiempo, normalmente cuando el corazón fetal se encuentra formado en el saco gestacional", argumenta Ascárate.

Asimismo, la diputada enfatizó que la República Argentina debe preservar el interés legítimo en proteger la salud de la mujer y del feto o niño por nacer desde el comienzo mismo del embarazo, y en esa salud influye el legítimo derecho de la mujer de conocer la probabilidad de que su hijo sobreviva alcanzando un nacimiento a término basado en la probabilidad que establece la ciencia en orden al indicador de actividad cardíaca fetal.

"No cabe duda que la Argentina necesita avanzar en una legislación que apunte a generar mayores garantías respecto de la viabilidad y preservación de la salud tanto de la madre embarazada como del feto o niño en gestación", dijo.

Y concluyó: "Consideramos que el presente proyecto avanza en el reconocimiento de mayores derechos para más personas, generando el marco de responsabilidad y cuidado profesional que debe necesariamente alcanzar a los médicos/personal de salud y sistemas de salud, lo que consolidará sin dudas el camino hacia la búsqueda de una sociedad más justa y equitativa".

Comentarios