El crimen de Romera Pozo: emoción violenta, la estrategia - LA GACETA Tucumán

El crimen de Romera Pozo: emoción violenta, la estrategia

06 Dic 2021 Por Gustavo Rodríguez
1

En los pasillos de tribunales no hay secretos que duren mucho. El policía, acusado de herir a Adriana Aragón en El Bracho, y de haber asesinado a Jonathan Caro en Romera Pozo, intentará demostrar que cometió esos hechos bajo un estado de emoción violenta, con la intención de que no reciba una dura condena o, directamente, sea absuelto.

El acusado, según confiaron sus allegados, se enteró el viernes por la noche que su hija había sido abusada por un menor. Después pidió a un amigo que lo acompañara a buscar al autor del ataque sexual. Se presentó en la casa de la mujer pensando que lo tenía escondido. Como la mujer le dijo que no, le efectuó un disparo que le provocó una herida en el cuello. Luego, se dirigió a un drugstore de Romera Pozo. Caro lo atendió y el efectivo, que presta servicios en la comisaría de Arcadia, le disparó luego de que le dijera cuál era su nombre le disparó en el pecho. Uno de los que buscaba era conocido como “Jhonny”.

El fiscal Ignacio López Bustos rechazaría esa teoría en la audiencia que se realizará hoy. Según fuentes judiciales, el hecho de que haya pedido ayuda a un amigo (también está aprehendido), que haya recorrido más de 14 kilómetros para cometer los dos hechos en más de 90 minutos le quitan credibilidad que haya actuado bajo un estado de emoción violenta. Tampoco habría realizado la denuncia del supuesto ataque sexual.

Además, los investigadores manejan la versión que “Jhonny”, junto a un tal “Nahuel” podrían haber robado en la casa de la novia del sospechoso y esa fue la razón por la decidió ir a buscarlos.

Comentarios