Tras el abuso de una niña, la Dinayf revisa su protocolo y pide vehículos

“A Pilar Guindo se la acompañó en todo momento” dice la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Guadalupe Casas.

02 Dic 2021 Por Magena Valentié
1

REFORMAS. La abogada Guadalupe Casas anticipa que habrá mejoras.

Hay cambios en la Secretaría de Niñez Adolescencia y Familia. Luego del terrible final de las niñas Rocío y Érika, en 2020, y de la niña abusada por sus propios familiares en Alberdi, que pusieron en tela de juicio el accionar de la repartición encargada de velar por sus derechos, existe un proyecto de mejora de su funcionamiento. La secretaria Guadalupe Casas, quien reemplazó a la cuestionada funcionaria anterior, Lorena Mágala, dijo que están en revisión los protocolos para una acción más rápida y efectiva en el cuidado de los niños y adolescentes.

La necesidad de mejorar los protocolos era justamente uno de los puntos señalados por la defensora de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la Nación, Marisa Graham, al tomar cartas en el asunto, que fue noticia nacional.

Las aguas comienzan a aplacarse. La justicia dictó el sobreseimiento de la psicóloga de la Dinayf, María del Pilar Guindo, por supuesto incumplimiento de los deberes de funcionaria pública. Casas aclara que siempre estuvo a favor de su sobreseimiento”. Es más, remarcó que “se la acompañó en todo momento a ella y su familia”. Y que “contra algunas opiniones excesivamente formalistas, esta Secretaría hizo una presentación, inmediatamente después de que fuera imputada, en el sentido de que correspondía su sobreseimiento porque entendía que Guindo había cumplido con sus deberes en el área de su competencia”.

“Como bien dice el jurista alemán Gunther Jakobs, no todo nos compete a todos. Debo aclarar que ello es así, sin perjuicio de que el Código Penal establece expresamente la situación de equivalencia para las expresiones funcionario y empleado público”, aclara la abogada.

- ¿Cuántos profesionales trabajan en el sistema de protección integral?

Hay un total de 201 profesionales, entre 36 abogados (despacho, asesoría letrada y DCI), 75 trabajadores sociales (central y DCI) y 90 psicólogos. Se atiende también a 318 niños, niñas y adolescentes en nueve hogares.

- El 30/11 LA GACETA publicó el título “Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia: no hay recursos y el sistema de protección integral no funciona”.¿Qué responde a eso?

- En esa nota la licenciada Guindo también admite que se han incorporado computadoras y aparatos de aire acondicionado, lo que no se puede negar que mejoran las condiciones de trabajo. Lo que sí faltan son vehículos (hicimos gestiones ante el Ministerio Público Fiscal para que se nos provea cuando sea posible en relación a vehículos decomisados) para las constataciones, entrevistas y actuaciones que se deben realizar en los lugares donde se presentan los problemas.

Asimismo se encuentra en curso un expediente para comprar vehículos (debemos respetar los trámites administrativos). Estamos avanzando en acuerdos con los corresponsales locales (comunas y municipios) para el aviso en tiempo oportuno y en protocolos que establezcan fehacientemente la mecánica de trabajo y brinden resguardo al personal, como en cualquier profesión u oficio. En estos días se llevará a cabo la mesa intersectorial, de la que participan los tres poderes del Estado y colegios de profesionales, entre otros.

- La licenciada Guindo habló de la necesidad de un cambio estructural en la secretaria de Familia.

- En cuanto a los cambios estructurales que se referencian en abstracto no puedo estar de acuerdo ni en contra porque no se dice lo que se propone. Pero bienvenida cualquier propuesta concreta, adecuada y conducente. En esta área, creo que esos protocolos de trabajo son fundamentales para una mayor eficiencia, ya que deben regular la actividad, puesto que no se trata de ciencias exactas. Además, lo más importante es tener una actitud de compromiso solidario que es esencial por el tipo de labor que se cumple.

- ¿Qué cambió a partir del escándalo de la Dinayf?

- Por el caso de Alberdi, en particular, y por todas las situaciones críticas, se intensifican los acuerdos con los organismos oficiales que pueden dar el aviso temprano de situaciones de riesgo. Se brinda asimismo auxilio permanente a la labor del Poder Judicial, especialmente en los fueros de familia y penal.

 - ¿Cómo se organiza el presupuesto para el área y qué propone?

- Para toda la secretaría el presupuesto es calculado anualmente y debe ser aprobado junto al presupuesto de todo el Ministerio. Comprende la atención y mantenimiento de todos los institutos y dependencias, gastos de traslado e infraestructura, gastos corrientes. Sueldos. Sería conveniente apuntalar aún más las tareas de preservación edilicia en los institutos y, repito, vehículos para traslados.

- ¿Por qué aceptó el cargo? ¿Cuál es su expectativa?

- Soy abogada, he trabajado en la profesión especialmente en el fuero de familia -con múltiples cursos de postrado de perfeccionamiento, y además creo tener la sensibilidad requerida para el cargo. Pero, sobre todo, tengo un profundo sentimiento de solidaridad hacia los sectores más pobres y vulnerables de la sociedad, niños, ancianos, mujeres, grupos marginales, todos estos atravesados por diferentes capas de vulnerabilidad, que deben ser objeto de atención especial por el Estado y por toda la comunidad. En ambos casos no puede limitarse a dejar hacer, dejar pasar, porque la omisión y la indiferencia son tan dañinas como el daño positivo.

En esta temática, creo que la doctrina justicialista representa en política esa virtud de la caridad del amor que promueve el cristianismo. Sin negar los méritos de otras religiones, que también tienen un compromiso más pleno que un simple burócrata, al decir de un filósofo ateo como Habbermas.

Comentarios