Nueve personas fueron condenadas por estafas a tucumanos, pero no irán a la cárcel

La Justicia sentenció a una pena de ejecución condicional a cuatro hombres y cinco mujeres que cometieron ciberdelitos en perjuicio de varios vecinos de Tucumán

30 Nov 2021
1

Audiencia de juicio. Foto MPF

Ayer se llevó adelante un juicio abreviado contra nueve ciberdelincuentes de la ciudad de Córdoba, quienes se encontraban con prisión domiciliaria en aquella provincia. Cuatro hombres y cinco mujeres fueron condenados por el delito de estafa y de defraudación con el uso de tarjetas de crédito, en condición de partícipes necesarios, en perjuicio de ciudadanos tucumanos.

La pena será de cumplimiento condicional y deberán efectuar normas de conductas por el plazo de tres años.

La investigación estuvo a cargo de la Unidad Fiscal de Delitos Complejos, subrogada por Marcelo Leguizamón, quien estuvo presente en audiencia junto con la auxiliar de fiscal, Agustina Abril, quien describió las evidencias reunidas en los distintos hechos. La modalidad empleada era el Phishing (robo de datos) y Smishing (suplantación de identidad).

“La estafa es la defraudación causada por el autor valiéndose del ardid o del engaño. En relación al objeto subjetivo, la estafa es un delito que requiere del dolo directo que exige el conocimiento del carácter perjudicial de la disposición que se pretende y la voluntad de usar el ardid o engaño para inducir el error a la víctima a fin de que realice esta disposición patrimonial. Situaciones que encontramos en las imputaciones realizadas a estas partes”, argumentó el fiscal. “Conforme a las evidencias reunidas y la calificación legal expuesta, este MPF entiende que no se puede desconocer que este tipo de conducta o modalidad delictiva resulta sumamente perjudicial en la sociedad y que se incrementó en reiteración (por los modos empleados) y con temor, sobre todo, en época de pandemia”, afirmó Leguizamón.

Para ocho de ellos la pena fue de dos años y seis meses de ejecución condicional y costas procesales. Y para otro fue de dos años y dos meses. Además deberán cumplir, por el plazo de tres años, las siguientes reglas de conductas: fijar residencia en Córdoba; una vez por mes deberán comparecer a la comisaría más cercana a su domicilio; deberán abstenerse de ejecutar cualquier acto de perturbación respecto a quien reviste la calidad de víctima y la apertura de nuevas cajas de ahorro; la imposibilidad de contar con armas de fuego (propia o impropia); el uso de estupefacientes y bebidas alcohólicas.

Comentarios