Tres transfemicidios siguen esperando justicia

En octubre condenaron a los femicidas de Ayelén Gómez y de Gala Perea; el caso Rotolo se juzgará en febrero y hay un caso que quedó impune

22 Nov 2021 Por Santiago Re

Cada 20 de noviembre se celebra el día de la Memoria Trans. En agosto de 2020, a pocos días de que ocurriera el crimen de Vanesa Rotolo (20 años), La GACETA publicó informe en el cual se mostraba que, con ese transfemicidio, ya eran cuatro los casos registrados en los últimos años que la Justicia tenía pendientes resolver. En noviembre de ese año se registró un quinto caso, el de Alejandra Benítez (35 años).

En el 2021 tres de esas causas llegaron a juicio: dos se resolvieron con en juicio abreviado y el tercero quedó impune.

Condena máxima

El 26 de mayo de 2019 Gala Estefanía Perea (19 años) fue ahorcada hasta la muerte en una casa de Eliseo Cantón al 300, en la ciudad de Lules. El cuerpo de la joven trans fue encontrado con muchos golpes. Por este hecho estaba imputado el dueño de la vivienda, Víctor Exequiel Natalio Martínez, de 42 años, quien fue pareja de Perea durante cuatro años.

El 27 de octubre, los jueces Fernanda Bahler, Wendy Kassar y Raúl Cardozo, de la Cámara Penal Conclusional 1, condenaron al acusado a prisión perpetua por homicidio agravado por el vínculo y por haber mediado violencia de género.

Existe un antecedente. El crimen de Lourdes Anahí Reinoso (30) fue el primero que se resolvió teniéndose en cuenta perspectiva de género y por el cual Julio Palladini fue condenado a prisión perpetua por el homicidio triplemente agravado por haber mediado una relación de pareja con la víctima, por odio a la identidad de género y por haber mediado violencia de género en contra de Reinoso. Palladini también fue condenado por haber asesinado con alevosía y ensañamiento a Francisca Ofelia Palacios (80), tía de Reinoso. La misma Cámara dio ese fallo el 4 de diciembre de 2019, esta vez con la firma de los jueces Emilio Páez de la Torre, Bahler y Kassar. La Secretaría de Derechos Humanos representó a la querella.

Ese transfemicidio se registró el 14 de enero de 2018 en la localidad de Río Nio, en Burruyacu, lugar donde Reinoso intentó refugiarse de su agresor. La víctima había acudido a casa de Palacios para ocultarse, sin embargo Palladini, según se demostró en juicio, viajó en bicicleta a esa localidad ubicada a 60 kilómetros de la capital, ubicó a Palacios y la torturó hasta matarla. Luego esperó a Reinoso a quien mató a puñaladas. Para intentar entorpecer la escena del crimen, el condenado intentó incendiar la vivienda donde había perpetrado los crímenes.

Condena de 12 años

El 12 de agosto de 2017, el cuerpo de Ayelén Gómez, de 31 años, fue encontrado a pocos metros de las instalaciones del Club Tucumán Lawn Tennis, en el parque 9 de Julio. Las pericias determinaron que murió por asfixia, los agresores le habrían colocado tierra en la garganta y la habrían golpeado luego de que mantuvieran relaciones sexuales con ella. Por este crimen se acusó a un grupo de hombres que la habrían matado para robarle. Uno quedó detenido y los demás continúan prófugos.

La familia de Ayelén, acompañadas por el equipo de Abogados del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (Andhes), llevó a juicio a Adrián “Bandera” Miranda por el transfemicidio. El juicio (que fue abreviado) concluyó el 27 de octubre pasado y, con base en las pruebas presentadas, “Bandera” aceptó su responsabilidad y una pena de 12 años. “Luego de 4 años de espera y lucha, en juicio abreviado, el imputado por el transfemicidio de Ayelén Gómez aceptó el hecho y su defensa propuso una pena de 12 años. En Andhes, querellante de la causa, aceptamos el resultado que brinda a la familia un sentido de justicia… pero necesitamos una Justicia con perspectiva transfeminista que incorpore los agravantes en los crímenes de género, entendiendo la violencia estructural y sistemática que sufrió la víctima”, se pudo leer en un comunicado que sacó la organización Andhes tras arribar a la condena.

Quedó impune

El 5 de noviembre de 2020, Alejandra Benítez fue acribillada en la esquina de Ayacucho y Roca. La víctima estaba compartiendo unas cervezas con Diego Ramón Mercado cuando un hombre llegó a bordo de una moto, se bajó y comenzó a discutir con Benítez. Tras el pleito, el motociclista desenfundó una pistola y abrió fuego contra Benítez y Mercado. Por la gravedad de las lesiones, Alejandra falleció en el lugar mientras que su amigo pudo recuperarse en el hospital Padilla.

El fiscal Carlos Sale, basándose en evidencias del lugar y en la declaración del sobreviviente, llevó a juicio a Ricardo Horacio Puenzo por el transfemicidio. En el juicio Mercado cambió su declaración y dijo que no estaba seguro de si el acusado era el responsable, razón por la que los jueces María Balcazar, Isabel Méndez y Rafael Macoritto pidieron que se investigue al testigo por falso testimonio y, tras analizar todas las pruebas presentadas, entendieron que la causa debía volver a ser investigada. Puenzo fue absuelto por el beneficio de la duda y con ello, este caso permanece impune.

Juicio en febrero

El 11 de agosto de 2020 Vanesa Rotolo (20), estaba junto a dos amigas en la esquina de avenida Roca y La Rioja. Según las testigos, en determinado momento de la noche un taxista contrató sus servicios y se la llevó. La joven fue encontrada muerta de una puñalada en las inmediaciones de avenida Alem y canal Sur.

Por este hecho fue acusado el taxista Daniel Díaz (30), que habría quedado captado por las cámaras de seguridad de vecinos de esa zona empujando el auto minutos después del hecho. El juicio está fijado para los primeros días de febrero y, según adelantó el abogado querellante Juan Robles, tanto desde su espacio como desde la fiscalía de Homicidios interviniente pedirían la pena de prisión perpetua y que se contemple el agravante de odio de género.

A la espera

El 14 de febrero de 2018, Cynthia Moreira, de 25 años, salió de casa por última vez. Cinco días después su cuerpo fue encontrado descuartizado y dentro de dos bolsos por un hombre que realizaba tareas de mantenimiento en una casa de 9 de Julio 1.500, en Villa Amalia. Por este crimen se detuvo a un miembro del clan Díaz, pero siempre se sospechó que hubo más implicados. “Aún no tenemos fecha pero la causa fue elevada a juicio con un detenido, nosotros creemos que hubo tres implicados más. Pedimos que se investigara a Maia Amaya, una chica trans que acompañaba a Cynthia muchas veces y que los testigos dijeron haberla visto con ella entre el 14 y 15 de febrero, ella niega eso y por eso creemos que intenta encubrir algo o a alguien”, sostuvo Laura Moreira en una entrevista con LA GACETA realizada a fines de 2020. Para la fecha, su causa sigue sin tener fecha de juicio.

Comentarios