“Palito”, la vuelta al punto de partida: la casa número 24

Un museo del artista en su pueblo natal.

EL CANTANTE. “Nunca me sentí Rey, fue una definición cariñosa”. EL CANTANTE. “Nunca me sentí Rey, fue una definición cariñosa”.

Ramón “Palito” Ortega será homenajeado hoy en Lules. La casa en la que nació -“la numero 24”, como la recuerda- será convertida en un museo, donde expondrán sus pertenencias; y luego habrá un show musical en la plaza de la ciudad. El ex gobernador de Tucumán (1991-1995) llegó ayer y habló brevemente con LA GACETA. “Habrá pertenencias mías, ropas de los primeros shows, la primera guitarra que tuve, cosas que tienen que ver con la historia. El tema es que el punto de partida fue esa casita número 24 donde nací, porque antes se nacía en las casas. Y las vueltas de la vida, ahora se convierte en una muestra de toda la historia que se desarrolló, la que fue pasando a lo largo de los años, habiendo tenido ese punto de partida, para depositar las cosas que me acompañaron”, contó.

- ¿Cerrás un círculo con Tucumán, o simplemente es un hito más en tu vida?

- No sé, no creo que mucho más. Hay que ser realista, el tiempo pasa para todos. Yo he tenido ya más de 50 años de trayectoria, de carrera. No es fácil. A veces el éxito es perturbador y el hecho de haber desarrollado una carrera y paralelamente haber desarrollado una familia, que es un permanente gran sostén emocional, con una mujer (Evangelina Salazar) que renunció a toda su carrera para dedicarse a la familia; eso te ayuda a conformar una familia y a educar a tus hijos. La vida se conforma de eso. Porque si hubiese tomado como que lo primordial era el aplauso o el éxito de un disco, estaba terminado. La vida es mucho más que lo que uno puede hacer profesionalmente, se conforma de varias cosas. Yo puedo ser un profesional que puede seguir viajando por el mundo porque tengo un buen sostén emocional. Sin eso sería difícil. A lo mejor hubiese encontrado ya una salida por otro lado, andá a saber, si no era por la bebida, o por no sé qué. Nunca tuve otra escapatoria. Siempre me sujeté emocionalmente a cosas muy palpables, muy reales como los afectos de la familia.

- ¿Te seguís sintiendo ídolo, el Rey?

- Uno tiene que saber que nunca me sentí Rey, y siempre tomé eso como una definición cariñosa, porque si también te confundís con eso estás embromado. Entendí que era una forma de definir el éxito de tu carrera, pero yo soy un profesional, sé que me tengo que seguir quedando solo para ver si creo una melodía, tengo que buscar el mejor estudio para seguir grabando, buscar los mejores músicos para que me acompañen. En fin, sigo pensando en mi carrera como el primer día. Lo demás es algo honorífico, te dan una definición, el rey de la canción o de lo que sea, y yo siempre lo agradecí, pero entendí que eso era un término cariñoso.

“Palito”, la vuelta al punto de partida: la casa número 24

- ¿ Cómo ves a Tucumán?

- No puedo hablar mucho. Viajando como viajo permanentemente, y no estando yo acá, no sé si la diversificación que se puso en marcha finalmente se consolidó, porque le tema es que Tucumán fue históricamente caña de azúcar. Luego se identificó la citricultura. Cuando estuve acá (como gobernador) viajamos mucho por el mundo tratando de imponer especialmente el mejor producto del citrus, que era el limón. Había países que tentábamos para que hagan inversiones en Tucumán porque la cáscara de limón, de donde se produce la pectina, es un producto muy importante para los productos de belleza; queríamos que se hagan inversiones aquí, especialmente los franceses. Algunas cosas lográbamos, otra no. Pero buscar que se reemplace una actividad tradicional como lo era la caña de azúcar no era fácil. Tucumán no tenía una minería importante, no tenía otros recursos, que en esos momentos eran los ingenios que estaban moliendo. Yo soy hijo de un obrero ingenio, conozco bien el problema. Cuando me tocó (gobernar), traté por todos los medios de que la actividad citrícola se desarrolle porque era una actividad importante. Hoy no sé muy bien cómo siguió la marcha de todo ese proceso.

Comentarios