Por el coronavirus, recomiendan usar los aires acondicionados split con ventilación

Expertos consultados por LA GACETA destacan la importancia de mantener un ingreso de aire natural.

 SPLIT Y COVID. La posibilidad es ir encendiéndolo de a ratos para que enfríe y luego apagarlo no sería la más conveniente. ARCHIVO LA GACETA SPLIT Y COVID. La posibilidad es ir encendiéndolo de a ratos para que enfríe y luego apagarlo no sería la más conveniente. ARCHIVO LA GACETA
15 Noviembre 2021

Los aires acondicionados tipo split, que son los más usuales  en viviendas, oficinas y comercios, no renuevan el aire sino que lo reciclan. En el contexto de esta infección por coronavirus pueden utilizarse, pero en ambientes con ventilación adecuada. Así lo han declarado las numerosas investigaciones que se han dado a conocer en todo el mundo en estos casi dos años pandémicos. Y que ahora en esta parte del hemisferio vuelven a cobrar relevancia debido a la proximidad del verano y a la sigilosa expansión de la cepa delta.

"En el caso de los grandes espacios concurridos, se puede arrojar un desinfectante en las turbinas, a fin de que cuando al aire recircule lo haga con menos virus". Juan Manuel Nieva, técnico.

El químico José Luis Jiménez -de la Universidad de Colorado, en Estados Unidos, considerado uno de los mayores expertos del mundo en aerosoles- explica que los aire acondicionados no son un problema en sí mismos. El problema es, en realidad, no ventilar. "Uno podría decir que el aparato hace llegar las partículas virales a las personas que están más lejos, pero también se podría decir que les quita las partículas a las que están más cerca. Lo que se debe hacer es poner el aire acondicionado y abrir también la ventana. Vamos a gastar más energía, es cierto. Pero estamos en pandemia", expresa, en tono catedrático, durante una entrevista con el diario La Nación.

Jiménez se volvió famoso en 2020, cuando firmó varias cartas públicas junto con un puñado de científicos que reclamaron a las autoridades sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el reconocimiento de que el virus que causa la covid-19 se transmite no solo por gotitas de estornudos y tos sino también a través del aire en partículas muy pequeñas. Finalmente, el tiempo les dio la razón a él y a sus colegas.

"La transmisión aérea existe. Entonces, hay que hacer mucho más que lavarse las manos, usar máscaras y mantener la distancia. Algunas medidas son gratis, como mantener las actividades al aire libre, pero otras, no", sintetiza el experto. Con las apreciaciones de este afamado investigador -profesor de Química y Ciencias Ambientales nacido en Zaragoza, España, pero residente desde 1994 en Estados Unidos- coincide el técnico tucumano Matías Coronel, quien posee una empresa del rubro. No obstante, aclara que esta problemática toma relevancia en lugares con concentraciones de personas, como centros de compras, locales comerciales, clínicas médicas, restaurantes y bares, entre otros. "Desde el verano pasado se sabe que puede existir un riesgo de contagio. Imaginemos que un infectado entra a un negocio y tose. La solución pasa por mantener los ambientes lo más ventilados posible. Al entrar el aire de la calle, se diluye la posible cantidad de virus", razona.

Tal como advierte el químico español y como sabe el común de las personas, abrir las ventanas y encender los sistemas de climatización perjudica la eficiencia energética. "Pero al encontrarnos en un momento excepcional, lo más importante es pensar en la salud", apunta Coronel.

De hecho, las voces suenen unísonas en ese sentido: "se pueden utilizar el aire, en la medida que se sostenga la ventilación cruzada de los ambientes", afirma el físico e investigador de Conicet Jorge Aliaga, en un reportaje con la agencia de noticias Télam. Pero, ¿cuándo un ambiente se encuentra suficientemente ventilado? El especialista contesta que los medidores de dióxido de carbono (CO2), que es un gas que se emite en la exhalación al respirar y cuya concentración en el exterior es cercana a los 400 ppm (parte por millón), son un buen recurso para poder establecerlo.

Actualmente, se considera que 800 partes por millón es la máxima concentración de CO2 para evaluar que un ambiente está ventilado, precisa. Dichos aparatos pueden conseguirse, por ejemplo, a través del portal de compras Mercado Libre. "Esta forma de utilizar el aire acondicionado es una recomendación sanitaria. Pero genera un mayor consumo de energía, por lo que habrá que evaluar si no conviene utilizar otros mecanismos, como los ventiladores", observa Aliaga.

La posibilidad es ir encendiendo el split de a ratos para que enfríe y luego apagar no sería conveniente, desde la mirada de Juan Manuel Nieva, otro técnico tucumano dedicado a la instalación y mantenimiento de equipos de refrigeración. Él aconseja, en cambio, limpiar los filtros una vez a la semana, cuando se trata de locales comerciales u oficinas públicas ("hay que pensar que pueden entrar decenas de personas por día") y una vez al mes en viviendas. Además, dice que, en el caso de los grandes espacios concurridos, se puede arrojar un desinfectante en las turbinas, a fin de que cuando al aire recircule lo haga con menos virus. "Una vez cada dos años debe hacerse un mantenimiento de los equipos, con compensación de gas y chequeo general", concluye.

Temas Coronavirus
Tamaño texto
Comentarios